Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Ecologistas y Energías Limpias

Ecologistas y Energías Limpias

Nos adentramos en una sala alargada, con las paredes llenas de musgo, tapando pequeñas oquedades donde criaturas ciegas reptan en busca del calor de vuestras antorchas. El Laberinto Postmoderno se vuelve más intrincado conforme uno lo recorre y, cuando menos lo esperábais, otra de sus criaturas salta sobre vosotros por sorpresa. Los Ecologistas salen de todas partes, chillando y vociferando extraños sortilegios que nublan la razón y hacen que los débiles se sientan inclinados a creerlos y ayudarlos. Perniciosas criaturas, los ecologistas.

Porque aunque de todos es sabido, y es justo reconocerlo, que gracias a los movimientos ecologistas se han reducido algunas actividades realmente peligrosas para todos, no menos cierto es que sus arengas cada día son más conservadoras y que, de hacerles caso, volveríamos todos a vivir en cuevas y a cocinar los alimentos en hogueras.

Cuando los ecologistas reivindicaron el uso de energías renovables y limpias, estaban haciendo una gran labor de ayuda al medio ambiente. En efecto, siempre será mejor no depender de los combustibles fósiles y siempre será mejor producir energía de modo no contaminante. Sin embargo, ¿estamos seguros de que las energías renovables son beneficiosas para la naturaleza?

Leamos este enlace:

http://www.canariasahora.com/ceconomia/editar_noticia.asp?idnoticia=63940&idtemageneral=4

Yo vivo a escasos veinte kilómetros de uno de los lugares con más ventiladores de esos de la energía eólica de España. Se trata del pueblo de La Muela, en la provincia de Zaragoza. Desde mi puesto de trabajo se ven las docenas y docenas de esos chismes, girando conforme el viento los recorre. Ciertamente, para el más común de los mortales, es un adelanto tener ese tipo de plantas de producción de energía en lugar de la Central Térmica de Andorra en Teruel o la de Escatrón, por no hablar de la central Nuclear de Vandellós en Tarragona. Eso, si no se miran las cosas con el suficiente detalle.

Porque quizá, y digo quizá, estas plantas eólicas sean pan para hoy y hambre para mañana. Lo digo porque cada día hay más aparatos de energía eólica por ahí. Mi hermano trabaja soldándolos y producen un buen número de ellos cada día. Y tienen trabajo previsto hasta dentro de bastantes años. Cada "ventilador" ocupa aproximadamente veinticinco metros cuadrados de base, base que supone hormigón armado para sostener el peso de la estructura. Si tenemos, y doy datos aproximativos, cuarenta chismes de esos, entonces 40x25=1000 metros cuadrados de terreno hormigonado. Eso sin tener en cuenta la conducción de la electricidad por el subsuelo y la cuestión estética. Para poder igualar lo que produciría una central nuclear pequeña, haría falta cubrir toda la provincia de estos aparatos. Lo mismo le ocurre a la energía solar, por supuesto, por no hablar de la biomasa.

Cuando se pusieron en marcha las centrales hidroeléctricas, pareció una solución, pero eso de llenar el Pirineo de pantanos acabó por no gustar a casi nadie. Ahora se propone crear minicentrales hidroeléctricas que aprovechen el movimiento natural del agua, sin forzarla a caer desde determinada altura. Hagamos cuentas. Supongamos que dejamos caer 10 litros de agua desde 10 metros de altura. Haciendo E=mgh obtenemos que E=10x9,8x10 lo cual equivale a E=980. Si ahora queremos que esos 10 litros de agua produzcan esa misma energía, vemos que si E=1/2mv^2, tenemos que hacer pasar ese agua a 14 metros por segundo, es decir, más de cincuenta kilómetros por hora. ¿En qué parte del Pirineo tenemos un río que descienda a esa velocidad? Como no construyamos esa minicentral en pleno Parque Nacional, arriba del todo, no nos llega.

Una solución aventurada podría ser la fusión nuclear, pero dudo que podamos hablar de ella hasta dentro de unas cuantas décadas. Y ya no me meto a analizar la inviabilidad de la energía mareomotriz, la geotérmica y demás.

¿Qué está pasando? ¿Por qué no podemos tener una energía limpia, renovable, inagotable, tecnológicamente plausible y, además, eficaz? Veréis, aventureros del Laberinto. Cuando antaño las amas de casa iban al mercado a comprar, le pedían al pescadero "merluza gorda y que pese poco". ¿Comprendéis la imposibilidad de este pedido? Pues lo mismo ocurre con la energía. La Primera Ley de la Termodinámica nos dice que no podemos generarla, que tenemos que transformar una energía en otra o bien algo de masa en energía. La Segunda Ley nos dice que, por más que nos empeñemos, siempre perderemos algo por el camino. Así pues, esas pretensiones ecólatras de suprimir para siempre la contaminación van en contra de la primera ley, ya que para crear algo hay que destruir algo y la pretensión de eficacia va en contra de la segunda, ya que siempre habrá menos en el resultado que en los orígenes.

Lo que hay que hacer es ser estricto con los fraudes y apoyar las investigaciones que realmente lleven a algo. Instalar molinos de viento por todo Aragón puede ser una solución parcial, pero no será la solución final. Llenar nuestras azoteas de placas solares nos permitirá ahorrar unos Watios cada día, pero nunca harán funcionar todos los electrodomésticos con eficacia. Por más que nos instalen todo tipo de minicentrales hidroeléctricas por ahí, necesitaremos -de momento- centrales más grandes que aporten su energía al resto.

El ahorro energético es una buena solución parcial también, pero recordemos que cada persona, como media, necesita unos 200 W diarios para sobrevivir con cierta comodidad. Poner el aire acondicionado en Mayo o la calefacción tan alta que nos permita ir en gallumbos por casa en pleno enero es un derroche que está de más. Pero por más que ahorremos, necesitaremos plantas de producción energética. No somos autosuficientes.

El caso es que el criterio de eficacia es muy válido en economía. Si los ecologistas en lugar de pensar en términos de Bueno-Malo pensasen en términos de Caro-Barato, podrían hacer más mella en la industria y en la empresa. Investiguen modos de abaratar la producción energética y los macroeconomistas les darán la bienvenida. Investiguen métodos para reciclar residuos y transformarlos en energía y el FMI les apoyará en lo que sea. Como decía un viejo conocido mío: "Cuando no comprendas algo, tradúcelo a Euros".

En los pasadizos de este Laberinto, los ecologistas caminan dando palos de ciego por todas partes. Tratan de que los demás vayamos a su vera, con una actitud que raya lo mesiánico: "¡Arrepentíos Contaminadores! El fin del mundo se acerca, hazme caso o la ira de la Madre Naturaleza caerá sobre ti". Hace siglos que eso no funciona. Cambiad el mensaje. Hablad el lenguaje que hablamos todos y seréis escuchados.

Tras vencer a los ecologistas por esta vez, abandonáis la sala del musgo. Atrás quedan los cadáveres de vuestros enemigos, pero ¡cuidado! Todavía no hemos encontrado a la Razón en nuestra aventura. Sigue presa del Relativismo y la Postmodernidad
El Amo del Calabozo

2005-06-08 16:40 | Categoría: Ecolatría | 4 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/30567

Comentarios

1
De: Anónima Fecha: 2005-06-15 14:40

Pues en tanto que ecologista partidaria de potenciar las energías limpias no acabo de considerarme cadáver. Bien es cierto que no vivo en una cueva de musgo ni pretendo volver a una vida natural ideal a la que al parecer aspiran algunos ecolocos (que los hay).

La noticia de que los ecologistas canarios consideren que no se deben poner generadores eólicos en cualqueir sitio no me parece una prueba incontrovertivble de su supuesta irracionalidad.

Y está claro que existen el primer y el segundo principio de la termodinámica, ý que los aerogeneradores ocupan espacio. ¿y?

Y no sé cual es el lenguaje que hablamos todos. ¿hay solo uno? Vamos que eso mezclado con ell criterio de eficacia económica me suena a pensamiento único neoliberal. Y algo me dice que eso no era la intención.

Vamos que aplicando el criterio de eficacia econónmica hasta el final, olvidándo bueno-malo y considerando solo caro-barato a un tema como la mano de obra sale que lo más mejor es permitir la esclavitud y si es infantil pues también.

Estoy dispuesta a admitir que hay que cambiar el elnguaje ¿ pero cual es el nuevo?



2
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-16 16:39

No, mi intención no es que la ecología hable con el lenguaje neoliberal. La ecología debe hablar el lenguaje de las ciencias naturales, pues es una de ellas, mal que le pese a mucho ecólatra.

Las ciencias naturales tienen la cualidad de que lo falaz acaba por caer por su propio peso. La ecolatría, las presunciones indemostradas en materia medioambiental, los mensajes mesiánicos a los que me refiero en el texto, caen solitos y no sirven.

A eso me refiero. Cuando las empresas de reciclaje demostraron obtener beneficios, los países occidentales les facilitaron su trabajo. Si un sistema de producción energética limpio demuestra que obtiene beneficios, también se le facilitará. Lo único bueno del neocapitalismo en que vivimos es que es simple de cojones: ¿sale rentable? Pues lo apoyamos. ¿No sale? Pues lo rechazamos.



3
De: Anónima Fecha: 2005-06-17 00:25

No es tan sencillo.

Hay actividades que son rentables para l a empresa que las realiza, porque no asume los costes medioambientales. Cuando la sociedad se hace cargo de ellos se demuestra que, para la sociedad, esas actividades fueron ruinosas.

Ejemplo: la empresa que colmató la bahía de Portman era rentable, pero la recuperación de la bahía va a salir más cara que los beneficios que obtuvo la empresa durante todo su vida activa.

De la misma manera, hay inversiones que no tienen beneficios económicos solo medioambientales, o cuyos beneficios económicos son a tan largo plazo que no resultan interesantes ya que hay otras inversiones mucho más rentables a corto plazo.

En este caso pongo un ejemplo no medioambiental, muy claro: en algunas empresas industriales los activos immobiliraios se ha revalorizado tanto que resulta interesante, en la lógica capitalista, cerrar la empresa y vender dichos activos, y eso aunque la empresa esté produciendo beneficios todos los años.

Vamos que el neocapiltalismo es simple de cojones, tan simple tan simple, que hay ocasiones en que parece borderline o directamente subnormal ;)

Y la ecología también debería hablar el lenguaje de la ingeniería, y de la sociología y de la economía y...

Es un tema multidisciplinar donde los haya.

y ya me escapo, que el Amo del Calabozo me da un poco de miedo ;)



4
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-22 23:18

Pues no debería darte miedo, porque el malo es Benger, el tío feo ése que iba montado en un caballo que volaba.

Ya contaré en algún otro momento quién es Benger en el Laberinto Postmoderno y, ¡cómo no! también quién es el caballo...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.184.33 (69dce31260)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia