Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Parapsicología determinista y Azar

Parapsicología determinista y Azar

Ante vosotros, unas criaturas están jugando con unos dados. Algunos dados tienen letras en sus caras, otros tienen números y algunos otros tienen símbolos. Símbolos matemáticos, símbolos cabalísticos, da igual. Las criaturas lanzan los dados al suelo, sin orden ni concierto, y luego miran los resultados. Los cogen, los examinan, los cambian de lugar y chillan de alegría al descubrir algo en ellos. Pasáis entre las criaturas viendo que discuten entre ellas, llegan a conclusiones y, cuando ya han hecho todo lo posible por consensuar un resultado, vuelven a arrojar los dados y comienzan de nuevo. Son los Deterministas

Yo tenía un profesor en la universidad que se declaraba "ágrafo". Decía que en un mundo donde cualquiera publica lo primero que le viene a la cabeza, no merece la pena esforzarse en publicar nada. Este profesor mío, de antropología, era relativista, pero pertenecía a ese relativismo soportable, constructivo, que no niega a la ciencia su capacidad para aportar verdades al mundo. Creía que la visión étnica debía ser estudiada y valorada, creía que había conocimiento más allá de la doxa y la episteme de los positivistas, pero no creía que Todo Valiese. Por eso, le fastidiaba que cualquier cantamañanas como Iker Jiménez o Javier Sierra pudiesen tener dinero para pasearse por Nazca o Abu-Simbel, mientras que personas que aportarían mucho más al conocimiento humano, se quedaban haciendo fila para solicitar una beca de investigación. Le fastidiaba que el finado Jiménez del Oso vendiese más que los divulgadores científicos. En eso, estábamos de acuerdo. Raro era el tema en que ambos opinábamos igual, salvo éste.

Por eso, hoy me he acordado de él al encontrarme por ahí con la reseña de un libro titulado "Más Allá de la Coincidencia". La reseña está en
http://www.guiadelgolfo.com/articulo.php?id=441&edicion=59

El azar ha sido siempre el enemigo del hombre, hasta hace bien poco. Carl Sagan decía en Cosmos que tenemos suerte de vivir en un universo que no es totalmente azaroso, puesto que en él no habría manera de poder prosperar. No podríamos nunca saber cómo hacer las cosas, pues el modo cambiaría a cada segundo que pasase, las propiedades de las moléculas serían mutables y sería imposible saber qué ocurriría si yo hago esto o aquello. En el universo en que vivimos, hay leyes y principios, formas de acotar la realidad conforme a unas reglas estrictas que nos permiten modificarla, controlarla, predecirla y explicarla. Sagan también explicaba que teníamos suerte de que estas leyes no lo cubriesen todo. Si todo estuviese predeterminado, si no hubiera espacio para el azar, el universo jamás se habría desarrollado más allá de estadios muy primitivos. Quizá un légamo de fotones saliendo disparados uniformemente desde el Big-Bang y separándose todos de todos a gran velocidad. Tuvo que haber ciertos desequilibrios, cierta entropía inicial, para que se formasen quarks, protones, neutrones, moléculas y demás.

Pero a los que no entienden que el azar es parte intrínseca de este Cosmos, les fastidia no poder predecir el futuro, no poder explicarlo todo conforme a ciertas reglas previas. Y, ante ese fastidio, van y se sacan de la manga trucos de prestidigitador para darle explicación a todo. Trucos que están muy extendidos en la humanidad.

Por eso, "Plimmer y King barajan una serie de posibles explicaciones para estos sucesos inexplicables, que van desde la influencia de los astros, hasta los principios del cálculo de probabilidades, pasando por la religión, la parapsicología, la telepatía e incluso la magia". Todo vale, con tal de no admitir que nuestro Cosmos es caprichoso en ocasiones. Es difícil creer que las historias que cuentan en el libro son casualidades. A todos nos sorprende cuando las leemos y vemos que debe haber algo más, que no pueden ser tantos hechos azarosos en el mismo lugar.

Una vez pregunté a mi mujer: "Suponte que tiro una moneda al aire. ¿Qué posibilidad hay de que caiga de cara?". Ella, por supuesto, contestó que el cincuenta por ciento y yo le dije entonces: "Suponte ahora que tiro doscientas monedas al aire, ¿qué posibilidad hay de que TODAS caigan de cara?". Ella puso cara de asombro y dijo "Eso es imposible". He repetido esta pregunta a varias personas y muchas me contestan lo mismo. Es imposible que doscientas monedas, tiradas al aire, caigan invariablemente de cara sin que estén trucadas.
La posibilidad es de 1 entre 2^200, por supuesto. Teniendo en cuenta que 2^200=1,61E+60, esto quiere decir un 16 con cincuenta y nueve ceros detrás. Matemáticamente, no es imposible. De hecho, hay casualidades en la vida que superan estas magnitudes.

Para que yo ahora esté escribiendo esto en mi ordenador, han hecho falta infinidad de casualidades. Lo que pasa que son casualidades mucho menos llamativas que esas historias de niñas que se llaman igual y de madres que paren a la vez. Si definimos "casual" como lo contrario a "causal", entonces nos cabreamos un poco. ¿Cómo no va a haber causa para algo? ¡Todo ha de ser efecto de algo anterior! Lo que se plantea, si queremos evitar caer en la estulticia de los parapsicólogos, es considerar el Azar como causa.

En la vida cotidiana lo expresamos muy bien: "Me encontré con fulano por casualidad". En efecto. ¿Por qué te encontraste con Fulano? Porque ambos caminábais por un lugar determinado al mismo tiempo y os visteis. ¿Es eso la causa de que os encontráseis? Realmente no es la causa primera. Podríamos seguir preguntándonos hacia atrás, ¿por qué caminaba Fulano por ahí? ¿Por qué caminaba yo por ahí? Las respuestas tampoco satisfacen la pregunta inicial. No creo que la causa primigenia de que Fulano y yo nos encontrásemos fuera que yo necesitaba espuma de afeitar y él quisiera devolver un DVD estropeado a la FNAC. No hay Causa determinada para la mayor parte de nuestras acciones cotidianas, ¿por qué ha de haber Causas Determinadas para las acciones especialmente sorprendentes?

Algunas personas necesitan saber que todo en esta vida tiene una causa. Entonces surge la magia, la explicación irracional de un fenómeno. Lo importante no es el fenómeno, ni siquiera la causa del mismo. Lo importante es que al ser humano le convenza la explicación. El fenómeno no tiene sentido si se le desvincula del ser que lo observa. Según esta corriente, la casualidad no existe porque ellos son capaces de creerse su propia explicación. Que esta explicación se atenga a la realidad, es lo de menos.

Pero lo real es que, si no hubiera un poquito de Azar, nosotros no estaríamos aquí. Con demasiado Azar, no habría sido posible que la materia se condensase, se formasen estrellas y planetas, ni que estas estrellas explotasen formando elementos más complejos. Con nada de azar, tampoco eso habría sido posible, porque las moléculas de la vida no cometerían el error de copiarse mal y no habría evolución.

¿Somos fruto del azar? En parte, sí. ¿Existen la casualidades? Menos mal que sí.

Las criaturas deterministas quedan atrás, el ruidito de sus dados continúa en vuestros oídos mientras os alejáis. Seguirán así eternamente, tratando de encontrar secuencias y cadenas argumentales donde no hay sino caos. Dan verdadera pena.
El Amo del Calabozo

2005-06-18 14:28 | Categoría: Pseudociencia | 1 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/30891

Comentarios

1
De: Sr. Spock Fecha: 2005-06-18 16:33

ah, el caos, esa complejidad determinista, las cosas ocurren, pero es todo tan complicado que no ha forma de saber qué va a ocurrir, sin embargo, hay leyes simples debajo..., pero después vino que más abajo, mucho más abajo aun, ya no hay tanto determinismo..., ¿cual será el siguiente episodio de esta historia?...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.188.64 (179cd66b12)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia