Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Nacionalistas y Bárbaros II (Nacionalismos Centralistas)

Nacionalistas y Bárbaros II (Nacionalismos Centralistas)

¡Ah, cuán grande es la Sala de los Nacionalismos y cuán distintas son sus manifestaciones. Nada más dejar atrás al Nacionalista Cultural, que pretendía que solamente los que son como él pudieran pasar, os topáis con el Nacionalista Estatal, el que pretende que todos sean como él lo quieran o no. Una estatua que sujeta una bandera con fuerza. Y, un poco más allá, el Nacionalista Floklorista, que defiende a capa y espada ciertos atributos propios frente a los de los demás... En cierto modo, el Laberinto Postmoderno transforma una cosa y la tergiversa, hasta hacerla aparentemente diferente. En el fondo, son todo estatuas incapaces de moverse más allá de unos pasitos.

Cuando digo que los nacionalismos son un mal romántico trasladado a la postmodernidad, lo digo incluyendo todo tipo de nacionalismos, independientemente de si son de derechas o de presunta izquierda; si son nacionalismos pro-independencia o nacionalismos centralistas. Me dan igual, los considero el mismo perro con otro collar o, como dice mi amigo Eric Cartman, "la misma mierda con diferente olor".

Y los considero así por varios motivos, a saber:
1) El origen filosófico es el mismo, dicho ya en el artículo anterior.
2) Los argumentos utilizados son los mismos. La tergiversación de la historia en beneficio propio, alegatos a un "sentimiento nacional" como dogma de fe, consideración del Otro como diferente y argumentos basados en la genealogía o la arqueología.
3) El resultado es, generalmente, el mismo: el surgimiento de un sentimiento patriótico limitado a fronteras políticas, excluyendo de ese sentimiento todo lo que esté fuera de esas fronteras.

Me da lo mismo el nacionalismo expansionista y mesiánico de George W. Bush, que el nacionalimo carpetovetónico de José María Aznar, que el nacionalismo agresivo y explícitamente xenófobo de Sáenz de Ynestrillas, que el nacionalismo oportunista y pelotero de Jordi Pujol o el nacionalismo criminal de Arnaldo Otegi.

Durante milenios, los seres humanos se han estado identificando y definiendo a sí mismos a través de la confrontación con el Otro. Para ello, había que hacer dos cosas:
1) Definir las características del Otro. Por supuesto, desde la perspectiva de Nosotros (No-los-Otros, os recuerdo). Así, llegaba un viajero, traía historias sobre lo que hacían los Bárbaros y el Heleno se distinguía de ellos porque él no hacía esas cosas. Lo mismo se usó para distinguir a Católicos de Protestantes, a Judíos de Gentiles y a Socialistas y Capitalistas. Dicotomías creadas a través de ciertas características escogidas previamente. Nadie tenía en cuenta que el 99'99% de las cosas que hacen los seres humanos las hacen igual, sin tener en cuenta dónde nació, ni dónde vivió. Todos nacemos, morimos, respiramos, comemos, defecamos, dormimos y caminamos del mismo modo en general, usando los mismos órganos, realizando las mismas funciones. Cambiarán ciertos aspectos, pero a un nivel primario, todos lo hacemos igual. Nadie caga por las orejas ni nadie come piedras. Si el parecido genético entre seres humanos es tan tremendo que apenas hay diferencias, lo que el nacionalista usa para distinguirse del Otro es únicamente una minucia sacada de su propio entendimiento del mundo.
2) Lo segundo que había que hacer era crear una serie de símbolos que identificasen a los Nuestros y los diferenciasen de los Otros. Antaño se usó la religión, luego la raza. Con la mezcla cultural propia del siglo XX, la religión ya no servía como elemento distintivo y con la Genética de Poblaciones de Lewontin, la raza tampoco. Se buscaron, pues, símbolos de otra índole. Algunos llevaban siglos usándose, como las Banderas, pero otros fueron sacándose de la manga nacionalista cual prestidigitador. Así, yo no soy un aragonesista porque no me identifico con cierto discurso político, no hablo una lengua concreta, ni me visto con la ropa de la tribu, ni me reúno alrededor de ningún ágora de debate. Sinceramente, no encuentro diferencia alguna entre el ritual de identificación que organizan las tribus africanas tradicionales y el ritual de quedar para cenar todos los miembros de Nuevas Generaciones.

Por mi parte, siempre he sido un Iconoclasta. Las banderas me parecen trapos de colores; las fronteras, líneas en un mapa; los trajes regionales, piezas de museo etnológico; los himnos, coñazos que hay que aguantar antes de que empiece el partido (que, por cierto, me parece otro coñazo). ¿Acaso defiende mejor la cultura un nacionalista aragonés que yo? En absoluto. Yo también estoy a favor de crear espacios para conservar la herencia cultural de mi ciudad y mi comunidad autónoma. Sería un auténtico terrorista cultural de no estarlo. Defiendo que se aumente el gasto en educación, ciencia y divulgación cultural, pero no miro la escuela como un ente generador de aragonesoparlantes, ni entiendo que un museo de historia tenga que usarse para justificar lo injustificable.

En cuanto al lenguaje, el asunto se ha ido de las manos. En Aragón, las lenguas oficiales son el Español, el Catalán y el Aragonés. Me parecería estupendo que mi futuro hijo creciera aprendiendo las tres lenguas, pero de ahí a que un cabrito vaya tachando los nombres de las calles y sustituyendo "Jaime I" por "Chaume I", hay un abismo. ¿Soy menos aragonés porque no sé hablar la lengua aragonesa (sea lo que sea esa lengua, que eso es harina de otro costal)? En absoluto. Yo sé hablar inglés, ¿me convierte eso en anglosajón?

Lo que le pido, desde siempre, a todo el mundo, es que no me venda motos, ni me haga comulgar con ruedas de molino. Defiendo la identidad cultural aragonesa con el mismo ímpetu que defiendo la identidad cultural de cualquier otro sitio, aunque tengo en cuenta siempre que eso de "identidad cultural" es un invento chorra, habida cuenta de que la diferencia entre yo y un aborigen australiano es ínfima. No solo biológicamente, además. También sociológica y antropológicamente hay más cosas en común que diferencias, ¿por qué centrarme en enfatizar lo que nos distingue?

La defensa de la cultura ha de ser internacional, si quiere prosperar. Kepler, Galileo, Newton, Chandrasekhar, Einstein, Severo Ochoa o Lavoisier no tuvieron en cuenta su nacionalidad para proporcionar cultura a la humanidad. ¿Por qué habría de ser la nacionalidad un referente para llamar a algo "cultura"? De hecho, ¿podría alguien explicarme qué coño es eso de la "cultura local" y por qué demonios iba a ser mejor que la cultura universal?

Pero la pregunta final del artículo es la más importante: ¿cambiaría en algo las cosas si hiciéramos de España Una, Grande y Libre respecto a lo que pasaría de hacerla un Estado Federal o a separarla en una miríada de repúblicas independientes? ¿Disminuiríamos la mortalidad infantil, acabaríamos con las guerras, aumentaríamos la calidad de vida de sus ciudadanos, generaríamos mejores sistemas energéticos, encontraríamos la solución al teorema de Fermat o habría algún cambio significativo para la Humanidad con mayúscula? Nada de nada. Y como a mí me gusta pensar en términos de Homo sapiens y no en términos de Homo aragonensis, pues que cada palo aguante su vela...

Esquiváis las estatuas nacionalistas. En cuanto pasáis de largo, vuelven a su posición. Cada una empecinada en demostrar al mundo quién es de los suyos y quién de los Otros. No se dan cuenta de que no hay Otros y Nosotros, que todos somos intrínsecamente iguales y que buscar la diferencia es inútil
El Amo del Calabozo

2005-06-27 18:20 | Categoría: | 21 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/31181

Comentarios

1
De: Akin Fecha: 2005-06-27 20:22

Esta vez ya no replico.



2
De: Anónima Fecha: 2005-06-27 21:14

Pues yo no replico, incluso diría que quiero manifestar mi más inquebrantable adhesión si no fuera por el cachondeo al que me expondría :D

Le estoy perdiendo el miedo al Amo del Calabozo, según aumenta mi respeto, aunque siga sin contarme quien es el malo maloso ni su caballo ...



3
De: Anónimo Fecha: 2005-06-27 21:21

Por resumir:

Sí, mi amo :-)



4
De: El GNUdista Fecha: 2005-06-28 09:06

Te olvidas de otro tipo de nacionalismo.

Yo, como vasco, sufro el nacionalismo carpetovetónico del Pp, el xenófobo del PNV-EA y el criminal de Batasuna (o el nombre que le dejen adoptar en ese momento).

Pero hay otro tipo, el nacionalismo que ama a su tierra, no es por que sea mejor o peor, a mi me gusta el sol del sur, y a los del sur el verde del norte, sino por que es su casa y como tal, les apetece cuidarla y mimarla.

Tiene apego por su cultura local, no por considerar que su cultura es mejor que la del vecino, sino por el convencimiento de que la cultura local es parte de la cultura universal, esta cultura universal no deja de ser otra cosa que la suma de cientos de culturas locales las cuales, si se pierden, provocan que la cultura universal pierda parte de su sentido.

Por ejemplo, el Rock & Roll es el hijo de la música africana y de la música tradicional europea, del folk irlandés, de las polkas alemanas, de los cantos de los esclavos del sur, pero si se pierde la cultura local del folk irlandés (por ejemplo) se habrá perdido un referente importante para entender esa otra cultura universal que es el R&R.

En la criminalización del nacionalismo (muchos de ellos por muy buenas razones) nos encontramos en una simplificación excesiva de dicho sentimiento, criminalizando a gente que, si te paras a pensarlo, están mucho más próximas a tus ideas que a las de Aznar o Arnaldo Otegi.

Podemos pensar que si se pierde una cultura local no pasa nada, pero aunque a nivel planetario sea así, siempre es una dolorosa pérdida a nivel cultural.



5
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-28 14:27

Yo no he dicho que las culturas locales sean prescindibles, en absoluto. Simplemente, muchos nacionalistas presentan su defensa a ultranza de un localismo en detrimento de la generalidad y ahí es donde yo veo problemas. Por ejemplo: las medicinas naturales, tradicionales de cada región del planeta, son consideradas benignas por culpa de una corriente de pensamiento en la que lo local prima sobre lo general, lo étnico sobre lo universal, lo popular sobre lo científico. La misma corriente es la que siguen muchos nacionalistas "de izquierdas".

¿Hay que respetar y hacer florecer aspectos culturales locales? Desde luego que sí. ¿Es una pérdida irreparable la aniquilación de culturas? Por supuesto. ¿Se debe justificar por ese motivo que lo local prime sobre lo general? Pues yo creo que no. Y en eso estamos... :D



6
De: Akin Fecha: 2005-06-28 14:43

Creo que perdemos de vista un par de referentes, aquí lo amenazado es Rosalía y no Shackespeare, el gallego y no el inglés, y la música de las cantadeiras y no David Bisbal.

Es genial eso de que lo local amenaza lo general.

Invertimos la realidad (total, la realidad es algo fácilmente inventable como demuestran Acebes o Libertad Digital) y con eso ya arreglamos cualquier argumento.

Genial.



7
De: Anónima Fecha: 2005-06-28 14:59

Akin,

Creo que una vez más tú hablas de nacionalismo cultural y el Amo del Calabozo habla de otros aspectos del nacionalismo.

omo bien dices, las culturas locales tienen todas las de perder y algo hay que hacer para apoyar su supervivencia.

Pero lo que no me parece de recibo es defenderlas a costa de imponer un régimen político excluyente o basado en principios no democráticos.

Ejemplos: el uso de las lenguas locales para impedir la movilidad de los funcionarios (Cataluña, Baleares) o el pretender restablecer sistemas de gobierno indígenas (Chiapas) que son poco reconciliables con la declaración universal de los derechos humanos.

Esas aspiraciones nacionalistas que no me parecen respetables.

Ahora bien para evitar los problemas de la uniformización cultural que diceshay que echarle imaginación al asunto.

Otras veces hemos hablado en el caso de la movilidad de funcionarios que no se exija el idioma de inicio sino un compromiso de aprenderlo en un plazo determinado con las facilidades laborales correspondientes (algo así como se hace en determinados organismos internacionales).

Y en cuanto a las costumbres y tradiciones contrarias a principios generales como los derechos humanos, o las prácticas pseudocientíficas de algunas culturas contrarias a la ciencia moderna, pues si se pierden bien perdidas estarán, como dice el Amo del Calabozo.



8
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-28 16:37

Esto, Anónima... ¿Por qué el gobierno chiapaneco será difícilmente reconciliable con los derechos humanos? Es que tengo un par de colegas en la Comisión de Apoyo a Chiapas y me gustaría meterles caña... XD



9
De: Anónima Fecha: 2005-06-29 15:55

Mi opinión se basa en conversaciones con un amigo de Chiapas (aunque vive en el DF) y en la lectura de los textos del FZLN que aprecieron en internet cuando organizaron aquella marcha al DF para manifestarse ante el Parlamento creo que hace unos dos años cuando todavía gobernaba Zedillo. Ambas fuentes de información son antiguas, así que pueden haberse dado cambios.

Estoy buscando las referencias en los Favoritos de todos los ordenadores por los que pude haberlas dejado y no aparecen.

Si acaso esta noche hago una búsqueda para encontrarlas.

Pero el argumento clave es que los zapatistas quieren un sistema de auto-gobierno basado en instituciones indigenas y que les está costando mucho reconciliar esas instituciones con nociones occidentales (por llamarlas de alguna manera) de democracia, igualdad ante la ley, respeto de los derechos humanos, etc...

En realidad es posible que consiguieran hacer dicha reconciliación, no sé, ellos mismos eran conscientes del problema, que es un primer paso muy importante.

En cualquier caso, desde mi punto de vista es inadmisible que unos ciudadanos tengan diferentes derechos y deberes por ser de una determianda etnia. Eso me parece ya de por sí contrario a los derechos humanos que consideran a todos los hombres iguales independientemente de su raza ¿no



10
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-29 17:17

Lo de siempre, vamos. ¿Los derechos colectivos de una etnia pasan por encima de los derechos de la generalidad? ¿Es lo local superior a lo global? ¿Tienen derecho los Testigos de Jehová a dejar morir a sus hijos por no hacerles transfusiones de sangre? ¿Tienen derecho los somalíes a extirpar del clítoris de sus mujeres porque es algo tradicional?
Yo tengo una respuesta bien rotunda, pero esos nacionalistas tan amantes de lo local deberían posicionarse de una vez y reconocer que es demencial que en el nombre del progresismo, nos estén ofreciendo este panorama.



11
De: Akin Fecha: 2005-06-29 17:31

El error es pensar que un testigo de Jehova es nacionalista, ya me dirá en base a que puñetero criterio nos lo endilga a los nacionalistas.

Como error es creer que los nacionalistas, en general, somos relativistas culturales.

Por encima de todo está la Declaración Universal de los Derechos Humanos e inmediatamente por debajo está la ciencia que es de las pocas verdades a las que uno puede intentar aferrarse.

Pero lo que no trago es que lo universal esté amenazado por lo local porque no es cierto, lo que hoy corre riesgos de desaparecer son las culturas y lenguas minoritarias, a las que en muchos casos se ha hecho desaparecer en nombre del progreso. Todavía me sonrojo cuando escucho a muchos padres (y lo he escuchado varias veces) decir que no quieren que su hijo aprenda gallego proque es una lengua muerta y que mejor dediquen sus horas al inglés que le abrirá más puertas.

En cambio conozco a poquísimos (ninguno) que no quieran que sus hijos estudien castellano porque es la lengua del opresor o alguna chorrada semejante.

Podemos pensar en esos malvados nacionalistas impositores del gallego, pero la realidad es otra muy distinta. La realidad es que hay muchísima gente deseando que muera, y que las gaitas dejen de sonar en las romerías populares (que no del PP) y que seamos más fashion y nuestros youngs sepan hablar inglish como si fuesen nativos de London.

La realidad es esa, y no la que a usted le de la gana de inventarse, esa otra donde los nacionalistas queremos mutilar clítoris o somos miembros de una secta (que no tiene nada de nacionalista) que no admite transfusiones.



12
De: arkat Fecha: 2005-06-29 19:07

Pues yo amo del calabozo no comulgo con su persona mas que en su idea principal, que el nacionalismo no es una ideología admisible, aunque podemos darle las vueltas que queramos, hasta justificarla "objetivamente". Los nacionalismos intentan siempre justificarse en base a pruebas "irrefutables", ahora y siempre, de ahi sus pruebas geneticas, biologicas, el RH, la unidad lingüistica, el lanzamiento de azada. Todas estas razones son tan falsas como pensar que algo como el pan con tomate es una prueba de cocina tipica local.

A partir de aqui disiento en mucho con usted. Para empezar el caracter fronterizo del odio "al otro", al diferente, no es en absoluto cierto. Existen multitud de estudios psicológicos que demuestran que el otro es rechazado aunque no existan razones aparentes, solamente es causa de pertenecer a otro grupo, aunque este grupo sea formado de manera aleatoria. Odiamos al nazi de mi barrio, desconfiamos del mendigo, no hablamos con gitanos.

Y es que aunque no puedas entenderlo no hacemos el 99 % de las cosas igual, ni comemos, ni dormimos ni andamos, ni defecamos, ni follamos del mismo modo, eso es falso. Usamos los mismos órganos, con la misma funcion, pero no es lo mismo. No comeremos piedras, pero en mi pueblo comemos caracoles, algo repugnante para una tribu africana que en cambio come termitas, sin hablar de lo que comunicamos, del simbolismo de las funciones vitales basicas, y es que amigo mio, la simbología es importante, entre otras cosas nos distinque de los animales que nos comemos. En la comida de una tribu africana se refleja la cultura de esa sociedad y en la cena de nuevas generaciones podremos observar la arcaica concepción de la vida de los afiliados del PP. Marcel Mauss lo definió como hecho sociocultural total, un rasgo del que podiamos observar multiples aspectos culturales.

En ningun caso la defense de la cultura debe ser internacional. Quien define cual es la cultura internacional, tú, la ONU, los Estados Unidos, las élites, los WASP, Zapatero. Amigo mio, ¿quién decide lo correcto?, los poderosos, tú y yo entre otros, la cultura occidental, que es sin duda la mas adelantada. Tus grandes cientificos, pensadores, literatos, son todos de la cultura occidental, y obviamente han aportado grandes mejoras a la humanidad. Pero es un error pensar que esas ideas, impuestas por las élites del mundo, bajo unas premisas culturales determinadas deban ser universales, eso es imposición, pura y dura. De hecho la cultura universal que provoca mejoras, avances, suele implantarse en todo el mundo, con mas o menos problemas (hay que reconocer que a los humanos nos cuesta asumir los cambios aunque sean para bien), pero se impone.



13
De: arkat Fecha: 2005-06-29 19:11

Sin embargo estoy de acuerdo con usted en que una izquierda nacionalista es complicada de entender. Y esta pregunta es para los nacionalistas que lean ¿qué tiene de izquierda, de redistribución, de luchar contra la injusticia social, el que ERC, o el PSC quieran rebajar su aportación a la totalidad del Estado?. Viva los ideales, viva. Viva la izquierda "capitalista", viva el beneficio propio y que le den por culo al otro, carreteras pa mi, nivel de vida pa mi, y tú, te las apañas.



14
De: Akin Fecha: 2005-06-29 19:30

Arkat, ¿y que tiene de redistribución que PSOE quiera dar menos a Europa y recibir más?

¿Qué partido, nacional o autonómico, se desmarca del egoísmo presupuestario cuando este afecta a una unidad superior a la de su ámbito de actuación?

Conclusión: No existen partidos de izquierdas.

Y respecto al comentario 12, revísate la discusión del post anterior, ahí hay mucho más jugo que en éste sobre los temas que has planteado.



15
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-30 09:01

Cuando dices: "que seamos más fashion y nuestros youngs sepan hablar inglish como si fuesen nativos de London", irás de broma, ¿no? Porque son los nacionalistas los que se han empeñado en que yo veranee en Sant Carles de la Ràpita, el lehendakari se pasee por Donosti y un ertzaina de Bizkaia vaya a A Coruña para hablar de temas de las Illes Balears... Vamos, que si te pitorreas a los demás por decir "young", "fashion" o similares, no te digo nada lo que sufrimos los amantes de la lengua cuando vemos todos esos topónimos traducidos sin necesidad. A mí me da igual el que dice "me he ido de vacaciones a Donosti" que el que dice "¿te apetece un coffee?": ambos están demostrando muy poco respeto por la lengua. Cuando yo hable inglés, diré Saragossa y cuando hable español, Zaragoza. ¿Por qué se dice "el lehendakari" (en vascuence) o "el president de la generalitat" (en catalán) y no se dice "el prime minister Tony Blair"? ¿Cómo coño se dice "presidente" en árabe, chino mandarín, japonés, somalí o guineano? ¿No es más fácil traducir los topónimos al idioma que uno habla siempre que sea posible?
Las lenguas tienen que servir para unir a la gente, no para separarla.

No digo que los testigos de jehová sean como los nacionalistas en ningún momento. Digo que si las características personales, familiares, étnicas o religiosas de la gente pasan por encima del bien común, entonces estamos cometiendo un gran error. Si los Testigos quieren dejar morir a sus hijos, que se presenten a las elecciones, las ganen y presenten un proyecto de ley en el Parlamento a ver lo que pasa. Si no lo hacen así, no deben jugar con la vida de un inocente. Lo mismo vale para los que se niegan a atenderme en español cuando voy de vacaciones a Gerona o los que piden que solo los vascos voten en el famoso referendo de Ibarretxe. Yo tengo intereses en el País Vasco, del mismo modo que muchos vascos tienen intereses en Aragón y es posible que yo tenga algo que decir al respecto de su independencia, pues me afecta igual que a todos los demás. Y el que no quiera votar en ese referendo, que no vote.

Y en cuanto a lo de que lo global está amenazado por lo local, puedo ponerte muchos ejemplos: la medicina científica amenazada por las medicinas locales precientíficas y tradicionales; la propia religión amenazada por esas religiones personalistas (que, por cierto, no son religión, sino magia, como dice Gustavo Bueno); la educación, amenazada por un gusto por la interculturalidad que acaba por obligar al maestro a no explicar la evolución, la tectónica de placas o el Big-Bang porque eso va contra la moral de los protestantes y los árabes... ¿Quieres más?



16
De: Anónimo Fecha: 2005-06-30 09:37

¿"Big-Bang"? Será el "Gran-¡Pum!", digo yo ;-)



17
De: Akin Fecha: 2005-06-30 10:37

Sí, esos malvados nacionalistas que traducen sus topónimos a sus lenguas para confundirte sin necesidad. Está bien que intenten recuperar su lengua, pero leches, que te dejen los topónimos en castellano, que eso te afecta a tí y te molesta.

Es más, indica claramente una clara voluntad separatista.

Ya lo he captado Amo del Calabozo.

Para tí, sin duda, yo soy un furibundo nacionalista.

Por cierto, que Franco pensaba como tú, que castellanizó toda la toponimia gallega. ¡Que malvados nacionalistas que la han intentado gallegizar de nuevo! Con lo bien que sonaba 'Sangenjo' o 'Carballino' en vez de 'Sanxenxo' o 'Carballiño'.

Y eso de que pongan los carteles en su lengua local ¡Qué ganas de confundir al personal! ¡O que editen sus textos oficiales en su lengua regional! ¡O que se las hagan estudiar a sus críos cuando podrían estar estudiando inglés que es más útil!

¡O lo más grave de todo, que exijan saber su lengua para aprobar unas oposiciones! ¡¡Malvados!!

Si es que, lo que yo digo, está muy bien eso de recuperar sus lenguas locales, pero demonios, que las saquen de en medio, que no las usen para nada útil. Que las dejen para las ceremonias folklóricas, que al fin y al cabo esas lenguas no son más que eso, ¡folklore trasnochado!

Así todos nos entenderíamos mejor y la lengua no separaría a nadie.

Sí, bueno, también desaparecería, pero si tiende a desaparecer no hay por que evitarlo tampoco, sería decisión de sus hablantes que no la encontrarían necesaria...

/modo Ironía OFF



18
De: Anónimo Fecha: 2005-06-30 10:46

¿Hay que respetar y hacer florecer aspectos culturales locales? Desde luego que sí. ¿Es una pérdida irreparable la aniquilación de culturas? Por supuesto. ¿Se debe justificar por ese motivo que lo local prime sobre lo general? Pues yo creo que no. Y en eso estamos... :D

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

(Lo siento, tras el comentario 15 leerte eso suena a recochineo)



19
De: Akin Fecha: 2005-06-30 11:03

Sólo añadir, para otros, que si me auto-defino como nacionalista es por planteamientos como el del Amo del Calabozo, que sabe perfectamente que plantear el tema como lo plantea llevaría irremisiblemente a que las lenguas locales quedasen como algo folklórico y de ahí a su desaparición no quedaría nada. Lo sabe y no le importa porque para él las lenguas locales son algo prescindible y de hecho es mejor que desaparezcan de la vida pública, porque según él separan.

Y quien dice lengua dice muchos otros aspectos de la cultura, porque al final ésta o se entiende como un todo o de cultura pasa a folklore y de ahí a museos y tiendas de recuerdos.

Y se hace desde una postura teóricamente racional. Que me da más miedo, bastante más, que los ataques irracionales.

No quiero que gente como él me convierta en un folklorista porque en eso se ha quedado mi cultura, y si para eso he de defender posturas más nacionalistas lo haré.

Y Webensis, como puedes ver al final no es una discusión sobre el término 'nacionalista', al final sucede lo de siempre, que tras un artículo anti-nacionalista más o menos racional, y tras unos ideales teóricamente cojonudos (la hermandad humana, la unión frente a la separación, la universalidad de la ciencia) se esconde lo de siempre, un planteamiento que rebaja las lenguas regionales a folklore sabiendo a ciencia cierta que eso las matará e importándole un pimiento.

Franco se sentiría orgulloso de ver como lo que él intentó otros lo continúan desarrollando.



20
De: webensis Fecha: 2005-06-30 11:41

[Akin] (...) se esconde lo de siempre, un planteamiento que rebaja las lenguas regionales a folklore sabiendo a ciencia cierta que eso las matará e importándole un pimiento

[webensis] Pues yo no lo he entendido así. No se ha metido con las lenguas "regionales" en sí mismas, sino con el uso de un topónimo en una lengua que no es la que corresponde ¿no? (por ejemplo, tener que decir Lleida, en lugar de Lérida, cuando hablas en castellano, porque si no alguno se te ofende)



21
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-06-30 13:35

Akin: Es una cuestión de simple eficacia. Suponte ahora que tienes que dar las noticias sobre la guerra de Irak. ¿Hay que poner los nombres de las ciudades en caracteres arábigos? ¿Cómo coño se dice "Bagdad" en árabe? Por cierto, Jerusalén, cómo lo ponemos: ¿en árabe, en hebreo, en inglés o en qué idioma de los cientos que han habitado esa tierra? Simplemente traduciendo los topónimos se solventa el problema.
Lo que pasa es que los nacionalistas han tomado ese tipo de detalles como seña de identidad y nada más. No conozco a nadie que diga "me he ido de vacaciones a New York" o "me gusta mucho tal taberna de London", "¿has estado alguna vez en Milano?". Entonces, ¿por qué decir Bizkaia, Lleida o Illes Balears? Cuando hable catalán diré Lleida y cuando hable español, Lérida. No creo estar insultando a nadie ni pretendiendo un centralismo lingüístico, sino todo lo contrario: hacer de la lengua un instrumento para el entendimiento humano, no un instrumento para abanderar movimientos políticos.

Por cierto, eso de que "Es más, indica claramente una clara voluntad separatista", creo que no. Lo que indica es una demonización del español sin ningún tipo de justificación posible. Si yo voy a Londres, tendré que adaptarme y hablar su idioma, puesto que no tenemos ninguno en común. Pero si voy a Barcelona, a Oviedo o a Álava, los habitantes de esos lugares y yo tenemos una lengua que ambos conocemos, así que si pregunto en español no estoy provocando a nadie, ni estoy haciendo nada que no sea intentar comunicarme. Ahora bien, si me dices que tengo que aprender vascuence para poder pasear por la playa de la Concha, catalán para poder ir al museo de la ciencia en Barcelona o valenciano para ir a la casa de las artes y las ciencias, entonces te diré que es una actitud separatista por vuestra parte, ya que tenemos un idioma común que nos une y que no es ninguna vergüenza utilizar.
Son los nacionalistas -los nacionalistas sin sentido común, puntualizo- quienes han demonizado el español, y no los demás quienes hemos demonizado vuestros idiomas locales.

Por cierto: lo de la utilidad de los idiomas lo dices tú, no yo. Te informo de que estoy muy contento estudiando el Quenya de Tolkien y que lo hago por motivos muy diferentes a su utilidad, como puedes comprender. Quizá sean los nacionalistas los que han instrumentalizado los idiomas, les han dado un sentido de pertenencia y los usan como seña de identidad. Yo no uso así el español.
Es vergonzoso, muy vergonzoso, que tenga menos problemas para comunicarme con un tío de Buenos Aires que con uno de Blanes (Gerona). Y, de eso, no tengo yo la culpa.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.188.64 (179cd66b12)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia