Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Ahora matan hasta a los obispos

Ahora matan hasta a los obispos

En el Laberinto Postmoderno ha habido un combate. Las tropas de un grupo -adivine cuál- se han cargado a un importante miembro de otro -los católicos-. En fin, mientras pasáis junto al lugar del combate, veis las manchas de sangre en el suelo y no podéis sino alegraros de no ser vosotros los agredidos esta vez

Pues hombre, al leer la noticia de que se han cargado a un obispo, uno se pone a reflexionar.

África es un lugar que asusta. Millones de personas pasándolo mal, junto a un puñado de hijos de mala madre que lo pasan de muerte. Se combinan el catolicismo, el protestantismo, el islam y las antiguas religiones animistas. Se combinan las minas de diamantes, esmeraldas y oro con el hambre más espantosa. Las guerras civiles más cruentas, muchas veces subvencionadas por potencias europeas y norteamericanas, con la ONU mirando para otro lado y mil millones de problemas tan terribles o más. Sida, integrismo, hambre y fanatismo conviven mano a mano con desiertos, selvas, enormes montañas, ríos gigantescos, paraísos naturales, ciudades enormes y un sindiós que es para mear y no echar gota.

Pero claro, en la matanza diaria de miles de personas, sea por no usar preservativos o sea porque allí en menos que canta un gallo se lían a cortar cabezas y coserse a tiros entre etnias, van y nos destacan ésta. Es lo que decía Giovanni Sartori en Homo videns: la sociedad teledirigida: los medios de comunicación nos seleccionan qué realidad hay que tener en cuenta y, sobre ella, crean una falsa realidad que nos resulta tan verdadera que, ¿para qué quiere uno la otra?

Cuando iba a los Maristas, había un cura ya fallecido -que dios lo tenga en la gloria, pero bien cogido del cuello pa que no se escape- que no paraba de repetir que en la muerte, todos somos iguales ante dios. Ante dios no sé, pero ante los medios de comunicación y ante las autoridades, no somos todos iguales. Del mismo modo que han mandado a criar malvas al obispo éste, están matando a gente por todas partes del continente y ni dios mueve un dedo para condenarlo. ¿Qué diferencia a uno de otro? ¿Qué carajo me importa a mí que el papa Ratzinger haya condenado el atentado y considere a este tío un héroe? Que lo beatifiquen y punto pelota, a otra cosa, mariposa, el muerto al hoyo y el vivo al bollo, más sitio para aparcar...

Y es que a mí este rollo de los misioneros me resulta ya cargante, qué quieren que les diga. No dudo que hacen su labor, seguro que maravillosa -de hecho, mucho más humanitaria de la que hicieron en América hace cuatrocientos años, cuando convirtieron a todos los indios a golpe de mosquetón-, pero que no me vengan a lloriquear si, de vez en cuando, un grupo de negros descerebrados va y los despelleja vivos.

Si uno no quiere morir de una cornada, que no se meta a torero. Si uno no quiere morir electrocutado, que no se meta a electricista. Yo trabajo en un reformatorio y sé que me puedo comer un puñetazo de un crío en cualquier momento, pero me lo tomo como algo inherente a mi trabajo, no pretendo ser un mártir de nadie, ni un ejemplo para la causa, ni nada de eso.

Por eso, cuando a un cura cutre o una monjita, los cogen los autóctonos y deciden convertirlos en abono para la huerta, pues da pena, porque seguro que nadie merece palmar de ese modo. (¿Merece la pena morirse de algún modo? ¿Es la muerte, en algún caso, algo meritorio?) Sin embargo, a mí no me da ninguna pena que se carguen a un obispo, porque creo que ya les va tocando. Me juego la honra de mi futura hija -si es que es niña- a que este tío era como la Madre Teresa, que tenía los cojones de vendernos la moto de que trabajaba a pie de calle, pero llevaba el hábito impolutamente blanco a pesar de que sus feligreses retozaban en el barro y la mierda. ¡Eso sí que era un milagro!

Y es que tuve un profesor que se fue de misiones y cascó de no sé qué enfermedad tropical. Y me costó un disgusto, pues era un tipo que, a pesar de su afiliación religiosa, era un buen tío, un hombre de fe que explicaba el Big-Bang y la Evolución en su clase de ciencias, que separaba ciencia y creencia, que no mezclaba churras y merinas, ni el culo con las témporas. Y de eso, últimamente, no abunda por ahí. Me jodió que se muriera, pero no me jode lo más mínimo que se carguen a un obispo porque, más que nada, la Iglesia es culpable indirecta del homicidio diario de miles de personas en ese continente y ni cristo bendito hace nada por condenarlos, ni por encarcelarlos.

El día que un obispo reparta condones entre la población, el día que un obispo salga diciendo que la clonación humana salvará vidas, el día que un obispo salga en la tele diciendo que el Vaticano es una farsa macroeconómica que mete la zarpa en lo que le sale de la entrepierna al santo padre y que eso de religión tiene lo mismo que yo de arqueólogo, ese día, empezaré a cuestionarme que los obispos sean buena gente.

Mientras tanto, permítanme que sienta mucho más que una monjita misionera se rompa una uña. Porque las monjitas misioneras, a pesar de que no son santas de mi devoción, no me parecen ni de lejos tan hipócritas, ni me resultan tan cargantes como la cuadrilla obispera, arzobispera, cardenalera y lameculos varios que brama contra cualquier cosa que, como decía La Polla Records, "os puede quitar el chollo" y se calla cobardemente ante la injusticia que cada día, mata a miles de personas en Kenia y en otros países de su órbita.

Como dijo otro antes que yo: "Que dios escoja a los suyos".

Una misa bastará para enviar el alma de este caído hasta el cielo. Pero ningún rito religioso podrá salvar al Laberinto Postmoderno de su propia y estúpida existencia
El Amo del Calabozo

2005-07-22 00:33 | Categoría: Religiones | 7 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/31818

Comentarios

1
De: Guille Fecha: 2005-07-22 05:14

"más sitio para aparcar... " Tranqui, tío, que es ese continente hay sitio para aparcar a tutiplén y no como en Europa que estáis más apretujados que yo que sé.



2
De: Netito Fecha: 2005-07-22 13:18

Sin conocer la vida y obra de este obispo, ponerle de vuelta y media por el simple hecho de ocupar el cargo que ocupaba me parece un poco gratuito...



3
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-07-22 13:39

¿Podría indicarme, señor Netito, dónde pongo de vuelta y media al finado?

Gratuita es esa acusación, y no mi artículo.



4
De: Netito Fecha: 2005-07-23 12:42

"Me juego la honra de mi futura hija -si es que es niña- a que este tío era como la Madre Teresa, que tenía los cojones de vendernos la moto de que trabajaba a pie de calle, pero llevaba el hábito impolutamente blanco a pesar de que sus feligreses retozaban en el barro y la mierda. ¡Eso sí que era un milagro!"



5
De: Guille Fecha: 2005-07-26 04:04

Perdón Sr. Netito, pero creo que en esa frase que entrecomillas no se pone de vuelta y media a nadie, lo único que se dice es que el citado obispo lleva el hábito limpio.¿Es eso poner de vuelta y media a alguien?



6
De: irichc Fecha: 2005-08-02 13:02

"los medios de comunicación nos seleccionan qué realidad hay que tener en cuenta y, sobre ella, crean una falsa realidad que nos resulta tan verdadera que, ¿para qué quiere uno la otra?".

La Iglesia no construye la realidad sólo con palabras (con las de este blog, por ejemplo), sino con obras. La Iglesia combate la desnutrición y la pandemia en África y alza su voz ante la injusticia, para denunciarla. Tú también la alzas, aunque para aplaudirla desde tu sillón sin rubor alguno, poniendo a la injusticia misma como excusa. ¿Existe algo más vicioso? Deberían obligarte a comer condones cocinados.

Saludos.

Daniel.


http://www.miscelaneateologica.tk



7
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2005-08-02 18:23

"La Iglesia combate la desnutrición y la pandemia en África y alza su voz ante la injusticia, para denunciarla"

Perdone, pero no acabo de entender el chiste...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.188.64 (179cd66b12)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia