Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Las Grutas y los Cavernícolas

Las Grutas y los Cavernícolas

Ayer estuve en Molinos (Teruel), viendo las Grutas de Cristal. Para quien no esté puesto en el asunto, decirle que se trata de una cueva especialmente rica en espeleotemas excéntricos, formas creadas por el agua y la caliza que no se corresponden precisamente con lo que uno esperaría encontrar.

http://www.maestrazgo.org/images/grutas.jpg

Es un lugar maravilloso, donde a cada paso, se descubre algo sorprendente. Aquellas lentísimas formaciones han ido dibujando enormes columnas goteantes, intrincadas formas coralinas y extraños churretes que amenizan la visión grandemente.

Pero, claro, tenía que llegar el ser humano y hacerlo todo puré en cuatro días.

Uno llega a las puñeteras cuevas y se encuentra con que le cobran la entrada y la de la taquilla dice: "Es una visita guiada que dura cuarenta minutos".

Estupendo. Todos allí presentes nos alegramos de que la visita fuese guiada, porque la verdad es que ninguno teníamos ni idea de qué era qué y de cómo se ha llegado a.

Cuando llegó el momento, un tipo bajito y con cara de despistado nos metió en la cueva y nos dijo que avanzásemos hasta la primera sala. Allí nos topamos con un tío calvo y cabezón, vestido de negro, que estaba junto a otro tío que tocaba el piano. Entonces, de entre las estalactitas, salió otro tío cabezón que nos dijo: "Señores, dentro de unas horas va a haber un concierto en este lugar. Si lo desean, pueden observar esta maravilla mientras nosotros ensayamos. Gracias".

¿Un concierto? ¿En un lugar tan frágil, tan deliciosamente delicado vas a colar un concierto? EL piano empezó a sonar, los amplificadores hicieron su trabajo y el altavoz soltó las notas una por una. Cables. Una tarima de madera. Todo ello en pleno paraíso espeleológico. Eso sí, a nosotros no nos dejaban echar fotos, ni con flash, ni sin flash.

Mientras el cabezón calvo cantaba, nosotros mirábamos todo embobados, pero entonces yo me preguntaba: "¿dónde demonios está la visita guiada?". Yo esperaba que alguien me explicase algo, que me contase a santo de qué esa maldita estalactita tenía ramificaciones en todas direcciones hasta parecer un puercoespín.

Pero entonces empezó el desastre: la gente tocaba cuando había a su paso, se apoyaba en las paredes para descansar. Un padre pasando el dedo por una estalagmita diciéndole a su hijo: "Mira, está mojada". El guía, amén de no contarnos nada, lo veía todo sin mover un dedo y sin llamar la atención de nadie.

En una de las oquedades que habían usado para poner la iluminación, los espeleotemas estaban quemados, seguramente de algún fallo eléctrico en el pasado.

Para bajar a la sala siguiente, había una escalera estrecha que terminaba a mitad de bajada. El resto, había que hacerlo por entre las rocas, agarrándote obligadamente a más estalagmitas, cuya forma ya era redondeada de los miles y miles de turistas que habían pasado por allí, poniendo su cálida y sudorosa mano sobre ella. Yo iba cabreándome conforme avanzaba y me cabreaba todavía más pensar que tenían dinero para montar afuera una cafetería y una tienda de recuerdos, pero no para poner una barandilla y evitar que se maltrate el lento trabajo del agua.

http://www.aragonesasi.com/teruel/molinos/molinos0.jpg

Entonces llegamos a la sala inferior y empieza el espectáculo de verdad: un niño pequeño poniendo su pie sobre unas anemonitas preciosas. La madre al lado, sin decir ni pío. El mismo subnormal que había enseñado al niño a tocar lo que no debe, puso su mano sobre una estalagmita y allí se apoyó, durante minutos. El guía, no dijo ni pío.

Se subió a una piedra --por dios, casi me da un infarto cuando le vi ahí, subido a algo, pero luego resultó ser una simple piedra-- y empezó a soltar un discurso aprendido de memoria. Era como estos niños que salen a la pizarra y sabes perfectamente que repiten como loros, pero no tienen ni idea de lo que están hablando. De hecho, el discurso es hasta insultante, con afirmaciones como: "El ritmo de crecimiento de una estalactita es de un centímetro cada cien años. ¿Se dan cuenta? ¡Un centímetro cada cien años! Extremadamente lento, aunque depende de si ha llovido mucho o no". Después de cinco minutos de explicación en la que no le aclaran nada a nadie, salvo lo más obvio, básico y consabido sobre el tema, el guía te dice que pases por un pasillo y directos a la puerta de salida. Hala, hasta otra...

Ignoro cuál será el futuro de las Grutas de Cristal, pero recomiendo a todo el que esté interesado en verlas que vaya pero ya, porque de aquí a unos pocos años, aquello estará hecho un desastre. Miles de domingueros estúpidos incapaces de mantener las manos en los bolsillos cuando es debido. Nadie tocaría un Rembrandt en un museo, aunque hacer el Rembrandt haya costado la diez milésima parte de tiempo de lo que cuesta hacer esa estalagmita. Niños poniendo los pies sobre tales obras fruto del azar, el tiempo, la cal y el agua.

Las cuevas estuvieron habitadas en su día y seguro que los hombres que vivieron en ellas tampoco se cortaron a la hora de toquetear y fastidiar el lento trabajo del agua. Pero ellos no tenían más objetivo que sobrevivir y es lícito en la naturaleza fastidiar al prójimo en pos de mi propia supervivencia. Muy diferente al retrasado mental que se lleva a la familia el domingo a ver una verdadera maravilla natural y se dedica a fastidiarla. Que en pleno siglo XXI sigamos siendo cavernícolas es algo que no puedo perdonar al ser humano.

Y el guía, que no decía nada y que era un lorito repitiendo una explicación pueril, es para matarlo. Si yo fuese el encargado del garito, ponía unos reproductores con el texto grabado y los daba a la entrada. Me ahorraría un sueldo inútil.

Y lo más cojonudo es que no me dejaron echar una foto (sin flash, por supuesto) para que no se estropease el paisaje...
El Amo del Calabozo

2005-09-11 09:57 | Categoría: | 9 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/32901

Comentarios

1
De: Aflein Fecha: 2005-09-13 20:42

Sobre las autoridades, mejor no comentar, no sé si las cosas funcionan así porque nadie se preocupa o es que quienes se preocupan se han hartado de estrellarse contra catetos con poder.
Sobre la gente..., bueno, hay de todo, el problema es que los normalillos llamamos menos la atención. Seguro que si se hubieran establecido normas racionales en esa cueva, la mayor parte del personal lo habría comprendido, aceptado y respetado.
Aunque también hay cada ejemplar...
Recuerdo que hace años, en las ruinas de Medina Azahara, un restaurador amabilísimo tuvo la gentileza de explicarnos unas cuantas cosas a unos turistillas que andábamos por allí. Una tipa que dijo ser profesora preguntó "¿pero no sería mejor tirarlo todo y construirlo de nuevo?". El hombre contestó lo más amablemente que pudo y los demás nos miramos con cara de pensar "vaya imbécil", pero no dijimos nada. Dijo más bobadas, pero para ejemplo vale, y no quiero ser pesada.
En otra ocasión, en las Tablas de Daimiel, un señor mayor, muy escandalizado, voceó: "¿pero qué coño hace toda esta agua aquí estancada, que no la usan pa ná?"
En fin.



2
De: aburriki Fecha: 2006-07-30 14:35

la verdad es que yo estuve hace una semana y te doy toda la razón.
Eso era un cachondeo, el guía que le daba igual todo, unos guiris que no hacían más que tocar las gotitat hasta que les dije que pararan ya! me ponían histérica y además, el guía un rancioooooo, ya es triste que encima que el sitio es precioso no te puedas llevar un preciosos recuerdo como puede ser echar una simple foto.
La verdad que eso está hecho pa domingueros y si de verdad te entusiasma las cuevas como a mí, te sugiero que vayas a hacer senderimos por las montañas, es la única manera que nadie te diga que no puedes hacer fotos en las cuevas, porque la verdad que todos son unos chupadinerosssss!!!



3
De: neno Fecha: 2006-08-03 14:14

jo, pues ya no voy >_



4
De: Kenzo Fecha: 2006-10-10 00:31

Hace 1 dia q he visto las preciosas Grutas de Cristal, y aun cierro los ojos y puedo verlas...
Os doy toda la razon en los aspectos negativos y en los positivos.
Las grutas preciosas, el walkman con la cinta lo llevaba el guia en el bolsillo y le daba al play mientras movia la boca.
El comportamiento de la gente, pro lo q yo vi, pareja de delante y pareja de detras, muy correcto, aunque no los mire muxo, estaba enbobado con el mapa de españa, poniendo la cabeza en el hombro derecho.
La entrada 6 €, e incluye la entrada al museo, si ese donde esta la mandibula del hombre de Aragón, y al cual, yo fui antes q a las Grutas y entre gratis, jeje¡¡
Os recomiendo q veais y sintais el freskito de las Grutas.
Preciosas y a los compañeros de comentarios, teneis toda la razón.



5
De: monty Fecha: 2007-11-07 00:28

el lorito de las grutas se llama emilio,no lleva ningun walkman en el bolsillo,lo conozco muy bien,soy de molinos,y si existe un incivismo acojonante entre las masas .gracias a estas grutas son muchos los que pueden vivir todavia en el pueblo.hasta cuando.....



6
De: hpe Fecha: 2007-12-02 18:13

bonitas cuevas , un poco cortas de recorrido , pero muy interesantes!!!!!!!!!!!!recomendación : 8/10.



7
De: guiselle abigail Fecha: 2009-02-18 23:12

que hay bonitas cuevas y la vida era diferente



8
De: Anónimo Fecha: 2011-03-14 19:11

Es complicado el tema.



9
De: Anónimo Fecha: 2011-03-14 19:29

Por donde empiezo...
Lo primero, Las grutas de Cristal, son uno de los pocos recursos economicos de los que dispone la localidad de Molinos, y por lo tanto hay que explotarla. Sobre el guia, Emilio es una persona que lleva muchisimos años en la enseñando la Gruta y por lo tanto se las ha tenido que pelar con miles de "toquiñones", maleducados y en muchos casos ignorantes que la frecuentan, y uno se agota. Yo he vivido alli dentro verdaderas barbaridades y arrancar una estalactita para algunos visitantes, esta implicito en el precio, barbaridad mayuscula. Yo personalmente (enseñe las cuevas, en un periodo de mi vida estudiantil) y casi a diario tenias que liarte a gritos y a veces casi hasta a bofetadas. Lo primero que te escuchabas era que no eras nadie para decirle lo que tenian o no que hacer, y que "hacian lo que le salia de los cojones" (dixit). Creo que esta claro. Esta gruta tiene el inconveniente que esta todo muy cercano, y la gente no se reprime.
Respecto a los cabezones calvos, te pediria cierto respeto, ya que no sabes ni quienes son ni lo que hacen por el pueblo, y yo sí.
¿Un concierto dentro de las grutas? Pues sí, dos al año, para 40 personas y de musica clasica, raramente amplificado. Todo dentro de un programacion exquisita y orientado a las personas que viven en el pueblo. No es el FIB, ni el Sonar ni similares. La gente que vive en el pueblo tienen el derecho de aprovechar lo que tienen. Y esa actividad tal como se realiza, no es tan dañina como aqui se plantea.
Para los que no pensaban ir, que se lo vuelvan a plantear, ya que este año es el 50 aniversario de su descubrimiento. Una verdadera joya.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.248.167 (14e71e3ab8)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia