Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Cismas en la ciencia

Cismas en la ciencia

El uso de un lenguaje adecuado es fundamental para cualquier tipo de periodismo. Creo que esta afirmación es de puro Perogrullo, pero parece que hay que recordarlo constantemente, pues en la prensa de cada dia nos encontramos con un lenguaje que causa no solamente partidismo hacia determinadas conductas o tendencias sociales, sino también confusión y mezcolanza de equívocos.

Cuando en el lenguaje de la prensa deportiva -principalmente en medios radiofónicos- se usan expresiones como "este es un partido a cara de perro", "las espadas están por todo lo alto" o "no hay piedad, no hay tregua, solo la victoria es admisible", estamos decantando la balanza hacia el lado más competitivo, inmisericorde y violento del deporte. Cuando en el lenguaje de la prensa política se usan palabros como "guerra de partidos" u "diferencias insalvables", "políticas desleales", etc., estamos creando la idea generalizada de que la política parlamentaria es un campo de batalla y no un lugar de diálogo y discusión razonada.

En ocasiones será cierto que un partido de fútbol es un enconado encuentro en el que la duda o la permisividad respecto al contrario es de escasa influencia, pero no todos los deportes son así. Ni siquiera todo el fútbol. Solo el fútbol mediático, el fútbol que está corrompido por el share y las millonarias cesiones de derechos de emisión. Lo mismo le pasa a la política, donde, grosso modo, peperos y pesoecialistas se pueden tirar los trastos a la cabeza, pero ni de lejos son dos partidos separados insalvablemente.

Pero cuando la escasa y poco afortunada prensa de la ciencia usa términos como "cisma", entonces estamos haciendo auténtica desinformación.

Si hasta hace poco se creía que las úlceras venían por causa de una mala conducta alimenticia, falta de hábitos de alimentación sanos, estrés, horarios intempestivos y abusos de ciertos alimentos, descubrir que hay una bacteria causante de todo no es ningún cisma. Es, en todo caso, un cambio de perspectiva que genera una explicación que corrige la actual, hasta el momento renqueante. Nada más.

Un cisma solamente se produce en religión, donde las verdades son dogmas, donde los enunciados no son falsables, donde las cosas deben creerse por que sí y donde la fe es el único componente a usar cuando se deben encontrar explicaciones. En ciencia, en todo caso, hay desacuerdos, controversia y polémica, pero no hay cismas, puesto que el modo de resolver esos desacuerdos está claramente marcado y todo el mundo lo acepta. Al menos, todo el mundo que quiere jugar al juego de la ciencia y no al de la superchería.

La autocrítica es característica propia de las ciencias más consolidadas. Los planteamientos clásicos son revisados por alguien que plantea un modo diferente de ver el problema. Después de plantear este nuevo modo de ver el mundo, debe demostrar su eficacia y debe demostrarlo siguiendo las reglas del juego. Si todo eso se cumple y el nuevo planteamiento supera al anterior en precisión, profundidad o extensión (explica más precisamente viejos fenómenos, los explica con más detalle o bien explica fenómenos aún por descubrir), entonces la nueva versión es aceptada y la anterior rechazada.

Pero el rechazo tampoco es taxativo en absoluto. Para lanzar una bala de cañón no se requiere a Einstein ni su relatividad. Los efectos relativistas en el movimiento de un misil de corto alcance son tan escasos que pueden ser perfectamente obviados y nuestro viejo cascarrabias de Newton es válido todavía. Desde luego que la Relatividad superó con creces las posibilidades explicativas de la mecánica newtoniana, pero no la anuló, ni la hizo completamente inútil, igual que ésta superó con creces la de la mecánica clásica y no por eso la ley de inercia se vio modificada.

Estoy convencido de que la bacteria ésta, la Helycobacter pilori es un bicho que sobrevive y se reproduce mejor en las condiciones que marcaba antes la intuición sobre las úlceras. Estoy convencido de que un tío que apenas prueba el alcohol, que no lleva una vida estresante, que se toma su tiempo para comer y luego reposar la comida, que se alimenta siguiendo una dieta adecuada en proporciones y cantidades, está poniendo serios obstáculos a esta bacteria, por lo que la visión anterior no queda totalmente descartada.

Con el titular y la noticia anterior en la mano, parece que se esté dando el banderazo de salida a una alimentación insana y enloquecida. Si la culpa es de una bacteria, ¿por qué no voy a arrearme el asado que me gusta en vez de las verduritas que me convienen? Pasa igual cuando se asegura que la obesidad o la diabetes tienen un componente genético inevitable. Aunque ese componente genético exista -y estoy convencido de que así es-, una vida sana y una alimentación adecuadas ayudan, como mínimo, a paliar sus efectos, si no a suprimirlos del todo.

Claro, que la palabra "cisma" tiene un efecto más impactante que "controversia" o incluso "polémica" y aquí está el punto importante de todo este asunto. La prensa seria debería dejar de imitar a la amarilla y la rosa, porque esto está empezando a convertirse en un desastre. Los periodistas que traten temas realmente serios, como la sanidad, la cultura, la ciencia, el arte, la política o la filosofía, deberían tener cuidado con el léxico que emplean. Mucho más que en asuntos más triviales como el deporte, la moda o las tendencias sociales en materia de videojuegos.

Pero resulta que un periodista de los que hablan de ciencia puede confundir "astrólogo" con "astrónomo", pueden poner titulares que resumen a medias e incorrectamente los resultados científicos, pueden entrevistar a un homeópata para hablar de medicina y pueden meter la pata hasta la ingle, que no pasa nada. Suponga ahora que un periodista deportivo dice que el partido de baloncesto terminó con 95 "goles" a favor de cierto equipo. Se le caería el pelo. ¿Por qué no sucede lo mismo cuando alguien dice una sandez semejante en temas científicos?

Por un periodismo y una información de calidad, deberíamos enseñar a nuestros estudiantes de Ciencias de la Información a usar el diccionario correctamente. Es un consejo de mi parte para esos departamentos universitarios que parece que están, pero en realidad deben pertenecer a un universo paralelo --¿será el Laberinto Postmoderno ese universo?-- donde todo da bastante grima.
El Amo del Calabozo

2005-10-06 06:19 | Categoría: | 3 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/33586

Comentarios

1
De: Heimy Fecha: 2005-10-06 12:09

Peor aún. La Helycobacter pilori es una vieja conocida, creo. Por lo que leí por ahí, simplemente el estudio le adjudica un porcentaje mayor de úlceras que el que se le tenía asignado.

¿Y esto es un cisma?

Juas.



2
De: anonimo Fecha: 2005-10-06 14:14

je, je, tú no ves muchos partidos de segunda regional



3
De: jose Fecha: 2005-10-06 14:41

Yo quisiera que algún paranormálogo leyera la noticia del mundo. Rompen una creencia establecida y les dan un premio Nobel. En cambio, entras en su foro, haces dos preguntitas molestas y te banean...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.248.167 (14e71e3ab8)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia