Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > El Desastre de la Educación 3.0

El Desastre de la Educación 3.0

Prometí hace poco que hablaría sobre el asunto de los ACNEEs en las escuelas públicas y he aquí lo prometido. Verán ustedes: el Amo del Calabozo está completamente de acuerdo en incluir a los ACNEEs en las escuelas junto a los alumnos que no son ACNEEs, en igualdad de derechos y deberes. Completamente de acuerdo. ¿Motivos? Todos los del mundo. Para empezar, si a un niño se le pone el listón en 8 y este niño tiene problemas de aprendizaje, pues llegará hasta 6 y si se le pone el listón en 10, llegará hasta ocho. De ese modo, por un sencillo alarde de deducción, sencillo incluso como para que el pedagogo más relativista se dé cuenta de su veracidad, llegamos a la conclusión de que un niño con síndrome de down -verbigracia- siempre se verá más motivado y alcanzará cotas educativas más altas rodeado de niños ordinarios que rodeado de otros niños con síndrome de down. Todo eso, por supuesto, al margen de lo discriminatorio y poco socializador que es separar a los listos de los tontos, a los ágiles de los que van en silla de ruedas, a los payos de los gitanos, &c., &c., &c.

Pero claro, ¿cómo nos organizamos en esto? Pues aquí viene la madre del cordero, porque a ver si usted le va a decir a un hermano marista de los de toda la vida que a su insigne cole ahora se lo van a llenar de gitanos, paralíticos, deficientes mentales y ciegos. Porque, ¿adónde vamos a ir a parar? Que muy bien lo de la solidaridad y lo de ayudar al necesitado, pero para eso la institución recauda lo del dómund, para pagar su parte de injusticia, sin que vengan ahora los lisiados e inútiles a bajarles la nota media y el nivel educativo... Más o menos, es lo que hay.

Entonces, si la ley nos obliga a tener ACNEEs y nosotros no queremos, ¿cómo nos lo montamos? Pues muy sencillo: definamos ACNEE. Un ACNEE es un Alumno Con Necesidades Educativas Especiales. Hasta aquí, todos de acuerdo. Pero entonces tomemos a un niño rumano de cinco años. ¿Es un ACNEE? Bueno, según los formularios pertinentes, es un inmigrante y, como tal, tiene ciertas necesidades educativas, así que sí, nos cuenta. Pero claro, este rumanito aprende el español con una facilidad pasmosa y a los seis años, su necesidad educativa ya no es relevante. Tenemos, pues, a un alumno que NO ES UN ACNEE, pero que está catalogado como tal. El cole tiene su ratio ACNEEs/ordinarios en regla y santas pascuas.

Eso en los coles concertados (gran cáncer educativo que no nos quitamos de encima ni con agua caliente), porque en la escuela pública nasti de plasti. Allí nos toca el marrón de aceptar ACNEEs de todos los colores, de poner maestros de Audición y Lenguaje (lo que antes era el logopeda y ahora se le pone, como a todo, nombre de muchas sílabas para no quedar mal), de Educación Especial y toda la pesca. Todo por el bien del chaval, claro.

Estupendo. Volvemos a tener de nuevo la desigualdad entre la escuela pública y la privada (incluyendo la concertada, que es más privada que otra cosa, ya que solamente es pública para cobrar religiosamente cada año). Volvemos a tener una escuela pública que se ocupa de todos y una escuela privada que se ocupa solamente de quienes les interesa.

Caso aparte es el de los niños sobredotados. De hecho, a éstos se los rifan entre las escuelas concertadas, ya que aunque dan el coñazo a más no poder al maestro, como éste importa un carajo y lo que hay que hacer es conseguir que los resultados académicos no desciendan, son bienvenidos en todos lados. De ese modo, la lista de ACNEEs que podrían ser admitidos en la concertada es:

1) Niños Sobredotados (muy bien, muy bien, de éstos, cuantos más mejor),
2) niños inmigrantes sudamericanos de clase media-alta (hay pocos, pero los hay, a los pobres no, que igual se meten a Latin Kings y la jodemos bien jodida),
3) niños inmigrantes de otras partes del mundo, pero menores de siete años (aprenden el español cagando leches y cotizan como ACNEEs hasta que acaban el Bachillerato),
4) niños con problemas físicos no-sensoriales (solamente cascan en educación física y siempre se les puede aprobar con cuatro ejercicios adaptados a su discapacidad),
5) niños con problemas graves, pero no totales, de audición o visión (al fin y al cabo, con unas gafas gordas o un sonotone de los buenos, ya ni son ACNEEs ni ná, pero cuelan igualmente).

Y ahora saldrá algún espabilado diciendo que él lleva a sus hijos a una concertada y que allí hay dos con silla de ruedas, otro que no ve tres en un burro, dos sordos y un tío hiperactivo y que no pasa nada y que juegan al baloncesto con cascabeles en las pelotas y todo lo demás. Seguro que sí. Me lo creeré a pies juntillas, ahórrense el comentario. A lo que me refiero es a que se paseen ustedes -como lo hice yo hace tres años- por los patios de recreo de varias escuelas y cuenten los ACNEEs. Miren a ver cuántas muletas, cuántos audífonos, cuántos niños con rasgos de down ven ustedes en los Salesianos o las Teresitas y cuántos ven en el colegio público de su barrio. No solamente eso. Vayan a las Asociaciones de Padres de Alumnos y miren a ver cuántos de los alumnos de colegio concertado que abandonaron los estudios al finalizar la primaria y se fueron a la pública a cursar la ESO eran alumnos modélicos y cuántos tenían algún tipo de Síndrome de Falta de Atención, o algún trastorno psicológico o educativo. Cuéntenlos.

No puedo dar datos fiables, no puedo porque jamás he tenido ni el dinero ni el tiempo de hacer un estudio en toda regla, pero la experiencia propia, que siempre es un dato a tener en cuenta, me indica que en esto de las "escuelas inclusivas", en esto de "la escuela para todos", en esto de "la igualdad de oportunidades", hay mierda como para abonar un latifundio.
NOTA: En algunas escuelas públicas también pasa esto, lo cual es mucho más vergonzoso aún. Yo mismo hice mis prácticas de la carrera en una escuela pública de Zaragoza donde solamente conocí a tres ACNEEs de novecientos alumnos: dos eran sobredotados (dos joyas de siete años, uno de los cuales daban ganas de estrangularlo a los quince minutos de conocerlo) y el otro, una niña rumana (¡¡adoptada a los nueve meses por un matrimonio español!!). Muy ACNEEs. En el cole de al lado, igualmente público, había treinta y cinco -según me dijeron unos profesores- niños con necesidades educativas especiales, contando parálisis cerebrales, síndromes de down, deficiencias motoras y sensoriales e hiperactividades varias. Así que, por una vez, la concertada no es la única mala en este tema.

Bueno, pues nada, asín estamos. Y ahora, ¿qué es lo que pasa? ¿Por qué va a ser malo tener niños con discapacidades o con ciertas características especiales en el aula? Bueno, pues en realidad, por nada. De hecho, creo que es muy positivo que los niños se socialicen viendo esos problemas como algo cotidiano y aprendiendo a convivir con personas que tienen alguna discapacidad. Yo mismo fui seis años a clases con mi colega Jesús, del que aprendí que si alguna vez me quedo parapléjico, tengo que echarle dos cojones a la vida y tirar para adelante. Un señor que era portero de fútbol a pesar de llevar dos muletas para poder moverse, es un tío con los huevos como el caballo de Santiago y enseña mucho más que todos esos profesorcillos de ética que se dedican a hacer debates sobre si está bien o mal que maten a Fulano en Texas por violar y descuartizar a una niña de once años. Si ése no es el problema, hombre, si el problema es que esos niños requieren recursos, recursos que en la escuela pública están diezmados, esquilmados por una escuela concertada que chupa y chupa de la teta materna hasta dejarla seca, recursos que se reflejan después en aulas sin ordenadores, gimnasios sin equipamiento, canchas de baloncesto con baches y hacinamiento en las aulas. Y mientras la concertada se lleva a la cremdelacrem de los ACNEEs, a los que puede controlar fácilmente sin necesidad de contratar nuevo profesorado, sin tener que bajar el listón de las clases para que lleguen a mínimos, sin tener que adaptar los contenidos al alumnado, la escuela pública está recibiendo más palos que una estera y cobrando la mitad de lo que debería.

Porque la escuela concertada sigue siendo el atraco más evidente, más terrible, más incomprensible y más vergonzoso de la historia contemporánea de este país. Y lo que te rondaré, morena.
El Amo del Calabozo

2006-02-07 08:59 | Categoría: Educación | 11 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/37226

Comentarios

1
De: a jierro Fecha: 2006-02-07 11:47

Ideologicamente estoy contigo, la escuela concertada es un atraco, porque estamos subvencionando una idea politica, porque eso es lo que creo que es la religión. Pero no todo es como creemos.

Existen colegios, que en tiempos pasados recibian niños de toda mi ciudad, que iban en sus autobuses, y que con el fenómeno este de la inmigración no han rehuido su responsabilidad de buenos cristianos (el colegio es de las Paulas) y alli acuden chinos, negros, moros y rumanos. Claro que estos otros niños, ya no van a ese colegio, pero se han adaptado a la realidad de su comunidad.

Yo tampoco les financiaría sus actividades pero, no todos son iguales, lo que hace falta son mas escuelas públicas y menos subvención encubierta de la iglesia.

Por cierto ni las monjas ni los moros parecen tener problemas graves en compartir un espacio como el educativo tan polémico, ¿a quién le puede interesar crear tanta polémica como existe sobre el velo y tanta zarandaja?.



2
De: estranjeros wenos Fecha: 2006-02-07 11:52

No viene a cuento pero esta es una clasificacion de emigrantes:

http://youtube.com/w/El-Ga%F1an---Los-Emigrantes?v=Ei0TQ5BfmdQ&search=ga%C3%B1an



3
De: Altos Colegios Fecha: 2006-02-07 12:40

Te citamos y recomendamos: http://altoscolegios.blogia.com/2006/020701-acnee.php. Gracias.



4
De: El Peatón Fecha: 2006-02-07 12:56

Estoy de acuerdo contigo. Yo trabajo en concertada no religiosa (no tenemos la crem de la crem) y mi principal problema no es el ACNEE, sino el acné juvenil, que me los tontifica...



5
De: Gilgamesh Fecha: 2006-02-07 15:53

El documento del Gañán es fabuloso.



6
De: Anónimo Fecha: 2006-02-13 14:44

Creo que el problema no es la concertada per se, sino los escasos recursos que se dedican a la pública y la politización y malversación de los presupuestos dedicados a los mismos.



7
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-02-14 09:10

Claro, Anónimo, pero es que los escasos recursos que se dan para Educación en este país se dividen entre los destinados a la pública y los destinados a la concertada. En cuanto a la malversación de presupuestos, pues no puedo hablar, porque ignoro hasta qué punto hay de eso, pero a mí me parece que más malversación que usar una subvención pública para financiar la enseñanza de la religión católica no puede haber.



8
De: AMPA El Caimán Fecha: 2006-02-21 02:25

Excelentes las reflexiones sobre educación a las que hacemos referencia en nuestro blog (aunque está claro que son muy lejanas a nuestra clase política, sea del color que sea).



9
De: luisa Fecha: 2006-02-25 19:53

Aquí hay algunos análisis al respecto, por si os interesan

http://divergencias.typepad.com/divergencias/educacin/index.html



10
De: Anónimo Fecha: 2006-07-01 18:01

El problema SÍ es la concertada en sí misma. No tiene sentido hablar de inclusión educativa, de enseñanza comprensiva, ni de igualdad, mientras se paguen con dineros públicos sus mecanismos de segregación social.



11
De: Don_Mingo Fecha: 2012-05-05 20:55

Desde luego, el acné es un problema...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.248.167 (14e71e3ab8)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia