Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > No es posible soportarlo

No es posible soportarlo

Se dice que el propio Durin fue el que fundó el reino de Khazad-Dûm bajo las Montañas Nubladas y en él habitó la raza de los enanos durante eones. Khazad-Dûm, la Mina del Enano o Dwarrowdelf para los hombres; Hadhodrond la llamaron los Sindar y Moria los Noldor de Eregion; una próspera civilización subterránea, que comerciaba con los elfos de Ost-in-Edhil y con los hombres de Eriador y Rhovanion. Durante siglos, los enanos cavaron hondo y más hondo, en busca de hierro, oro y, ante todo, la Plata de Moria, llamada mithril, su más preciado tesoro.

Fue en los tiempos de Durin VI cuando las excavaciones enanas llegaron hasta lo más profundo bajo el monte Caradhras y allí encontraron lo que jamás debió despertarse: el Balrog de Morgoth que había huído al final de la Primera Edad y se había ocultado bajo las entrañas de la tierra. Liberado el Balrog, poco pudieron hacer las hachas de los enanos contra el poder de tal criatura y tanto Durin VI como su heredero Náin I murieron defendiendo Khazad-Dûm, hasta que las estancias fueron abandonadas para siempre.

Mientras los orcos saqueaban Moria, los enanos se dividieron y fundaron reinos menores en las Ered Mithrin y las Ered Luin, así como Erebor, la Montaña Solitaria.

Un milenio más tarde, Thrór, heredero de los reyes de Moria, es expulsado de Erebor por el dragón Smaug y, acompañado únicamente por su buen lacayo Nár (al que conminó a quedarse esperando en la puerta), entra de nuevo en Khazad-Dûm, desafiando así al Terror que la habitaba. No volvió a salir, salvo su cabeza, donde estaba marcado el nombre AZOG, el nombre del orco que lo mató y que ahora reclamaba el señorío sobre las estancias de los enanos.

Thráin, hijo de Thrór, recibió a Nár en su casa y escuchó el relato de cómo había muerto su padre y de la afrenta que significaban los orcos en Khazad-Dûm. Apesadumbrado, Thráin dejó que la cólera lo consumiera por dentro y, levantándose de un salto, dijo: "No es posible soportarlo". Llamó entonces a todo enano que fuese capaz de levantar un hacha, portar una cota de malla y embrazar un escudo y éstos acudieron. Desde todas las partes del mundo surgieron enanos que venían a ayudar, que venían a vengar la muerte de Thrór, el saqueo de sus estancias, el vilipendio que era saber que las cavernas y minas excavadas con tanto sufrimiento y esfuerzo por sus antepasados, se veían ahora en manos de orcos y criaturas aún peores. Tres años tardaron en juntar a todas sus tropas y en asaltar las Montañas Nubladas.

Los enanos, imparables, persiguieron a los orcos por pasadizos hediondos y cámaras sin luz, sin dejar ni un solo rincón por revisar. Mataron a cuantos encontraron, sin piedad y sin detenerse, hasta que llegaron a Azanulbizar, donde el propio Azog tuvo que salir a luchar y donde Dáin Pie de Hierro le dio muerte por fin. En esa batalla, Thorin, hijo de Thráin y nieto de Thrór, recibió el apodo de Escudo de Roble, cuando su escudo se quebró y usó una rama de dicho árbol para defenderse.

Pero aunque Azog fue vencido y sus orcos diezmados, ni Thorin, ni Thráin, ni Dáin Pie de Hierro entraron en Moria. No era tiempo de eso, pues detrás de Azog estaba lo que ellos llamaban El Daño de Durin, que no sabían qué era exactamente, pero sí tenían la idea de que no era algo que ellos pudieran vencer.

"Tú eres el padre de nuestro Pueblo, y hemos sangrado por ti, y sangraríamos otra vez. Pero no entraremos en Khazad-dûm. Tú no entrarás en Khazad-dûm. Sólo yo he mirado a través de la sombra de las Puertas. Más allá de la sombra te espera todavía el Daño de Durin. El mundo ha de cambiar y algún otro poder que no es el nuestro ha de acudir antes que el Pueblo de Durin llegue a entrar en Moria otra vez...", le dijo Dáin a su pariente Thráin.

Y así fue.

Balin, compañero de Thorin Escudo de Roble en la misión que, más tarde, les llevaría a acabar con Smaug el Dragón y recuperar Erebor, intentó con otros enanos retomar Moria varios siglos más tarde, pero no fue tampoco posible. El Daño de Durin seguía estando allí, siendo los orcos solamente sus esclavos, sus tropas de choque.

Gandalf el Gris, Tharkûn para los enanos, Mithrandir para los elfos y Olórin en el Oeste, llegó junto a la Compañía del Anillo y encontró al Daño de Durin. Sobre el puente de Khazad-Dûm se libró la primera batalla, en la que el Balrog fue arrojado al Abismo y, en plena caída, logró derribar al Mago y arrastrarlo con él, ante el estupor de sus compañeros. Cayeron durante tiempo y tiempo, combatiendo, hasta sumergirse en las profundas y heladas aguas bajo las montañas. Combatieron en pasadizos secretos que ningún otro ser vivo conocía y ascendieron por la Escalera de Durin hasta lo más alto del Zirak-Zigil, donde los relámpagos y el fuego se convertirían en leyenda, hasta que el Balrog mató a Gandalf y éste arrojó al Balrog sobre las montañas, acabando con él, quizá el último de su especie.

Ni siquiera entonces deja claro Tolkien si los enanos volvieron a Moria o no. Quizá las estancias de Durin hayan estado demasiado tiempo bajo la Sombra y no sean seguras ni siquiera siglos después de que el Balrog haya muerto. Quizá, como la gran meseta de Gorgoroth o el valle de Udûn, o las Quebradas de los Túmulos, o Minas Morgul, antes Minas Ithil, queden esas cavernas como recuerdo de un Terror que jamás debió existir. Y que quizá nunca se extinga del todo...

----------------------------------------------------------------

Quizá, solamente quizá, de lo anterior podamos sacar la lección de que, a veces, es imposible vencer al Mal con la fuerza bruta y la potencia de las armas. Un ejército puede vencer a otro ejército, puede machacarlo, puede triturarlo en las trincheras y puede convertirlo en pulpa, pero siempre quedará un poso, un recuerdo, un vestigio apenas perceptible de que allí, antes, había algo.

Los orcos cometieron el error de creer que los enanos habían sido vencidos.

Los enanos cometieron el error de creer que con hachas fuertes y escudos resistentes podían expulsar al terror de sus dominios.

El Balrog cometió el error de creer que, como el III reich, su reinado iba a durar para siempre.

Gandalf se encontró con el terror he hizo lo que tenía que hacer.

Miremos ahora a Oriente Medio y repartamos papeles. ¿Quién es Azog el Trasgo, vencido, decapitado, pero todavía presente? ¿Quiénes son los enanos, vencedores en las puertas, pero incapaces de entrar y tomar posesión? ¿Quién es Gandalf?

Quizá, al fin y al cabo, Tolkien era solamente un inglés sudafricano obsesionado con los idiomas.

Mára Mesta, meldonyar
El Amo del Calabozo

2006-03-10 08:44 | Categoría: Política | 26 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/38119

Comentarios

1
De: chuache Fecha: 2006-03-10 11:02

Durante los últimos 20 años habré leido al menos 7 veces 'El Señor de Los Anillos'.

Llegué a este libro por casualidad, cosa imposible hoy en día, y me enamoré perdidamente.

Durante mucho tiempo creí que me gustaba debido a la fantasía desbordante que llenaba sus páginas.

Hoy tengo el convencimiento que la fantasía de este libro, y el resto de la obra de Tolkien, no está ni en la mágia, ni en los dragones, ni en nada del estilo. Creo que la fantasía (y el romanticismo) está en los personajes.

No existe nadie como Aragorn ( y si existiese no duraría ni un suspiro en nuestro mundo).
No existe esa amistad a toda prueba de los hobbits.
No existe la nobleza guerrera de los rohirrim.

Todo eso son solo estereotipos de cómo nos gustaría a algunos que fuesen las cosas. ¡Condenados frikis...! ;o)

Los únicos personajes creibles son los enanos. Ocupados en sus propios asuntos y reacios a preocuparse de los problemas de los demás. Rencorosos más allá de la muerte ante una afrenta. Corazón ambicioso y manos hábiles. Creadores de multiples fruslerías que parecen mágicas, pero que no lo són. ¿No es una adecuada descripción de la raza humana?

El propio Tolkien dijo en su día que no se podían extraer análisis políticos de su libro (2ª Guerra Mundial), ya que de ser así los "buenos" hubieran usado el Anillo.



2
De: El Peatón Fecha: 2006-03-10 12:49

A mi me sale la Liv Tyler en plan elfa y al mundo no lo salva ni Pumuki...



3
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-10 15:17

Chuache: el personaje 100% creíble es Boromir. Leal a su causa, pero yerra en el método. Es humano, un humano de estirpe noble, pero que cae en la Sombra precisamente por querer combatir el fuego con el fuego.

Todavía me pregunto quién podría ser Feänor...



4
De: chuache Fecha: 2006-03-10 15:50

¿J.R. Oppenheimer?



5
De: jose Fecha: 2006-03-10 16:02

Yo no mancharía la obra de Tolkien comparándola con la realidad.

De lo otro, no tengo las cartas pero creo que Khazad-Dûm no volvió a poblarse de enanos. El único movimiento de enanos que hubo después de la guerra del anillo fue el de la colonia de gimli en aglarond.

Lo de Fëanor. No se puede comparar a ningún hombre con el más grande de los primeros nacidos, en el fondo lo sabes, amo del calabozo :P



6
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-10 17:27

No comparo a nadie con nadie. Feänor y sus Silmarils no tienen comparación posible en nuestra sencilla Tierra. Sencillamente, considero la obra de Tolkien una obra mitológica, tan válida como la mitología judeocristiana o la helena, o la azteca, o cualquier otra, solo que ésta ha sido creada por un único ser humano y, además, contemporáneo. ¿Es eso motivo para que no valga lo mismo? A mí me parece que todo lo contrario, pero allá cada cual con sus cadacualadas...

De ese modo, igual que podemos ver el reflejo del mito de Prometeo en Adán y Eva, podemos ver ese mismo reflejo en Feänor, negándoles a los Valar la Luz que quedaba en los Silmarils. Veo a Fingolfin retando al mismísimo Morgoth y recuerdo bien a Perseo delante del Titán, sacando la cabeza de la Gorgona. Y el mito de Húrin, condenado por Morgoth en las Thangorodrim, ¿no se parece al de Sísifo? ¿Por qué va a ser mejor el mito de Orfeo entrando al Hades para rescatar a su novia que el de Beren entrando con Luthien en Angband?



7
De: chuache Fecha: 2006-03-10 18:08

Bueno, Amo, no podemos coincidir en que haya sido creada por un único ser humano. Al menos creada desde cero.

Gran parte de los mitos usados por Tolkien los ha tomado prestados de mitologías previas. Muchas de ellas nordicas, pero también mediterraneas.

Desde ese punto de vista, no son ni mejores ni peores, son el mismo mito con otras vestiduras.

Y respecto a Feanor, creo que lo identificaría con Pigmalión. El hombre enamorado de su obra.



8
De: jose Fecha: 2006-03-10 21:20

ey, amo, yo pensaba que estabas buscando algún hombre a quien comparar con Fëanor. Y ya es arriesgado comparar al mejor de los hombres con un elfo cualquiera, pues peor con Fëanor, sólo era ese comentario. Ni se me pasó por la cabeza que interpretarías que desmerezco la obra de Tolkien respecto a otras mitologías O_o''



9
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-11 01:30

Tranquilo, José, así lo vi yo también. Sencillamente, no estamos acostumbrados a filosofar sobre mitologías que se salgan de lo común. Lo que comenta Chuache es cierto, al fin y al cabo, Tolkien era humano y se nutría de algo, ¿no? Su obra no podía ser 100% inventada. La cuestión es si será una mitología más adecuada para nosotros por ser más cercana en el tiempo, ¿no reflejará mejor la actualidad que una mitología de hace tres milenios?



10
De: chuache Fecha: 2006-03-11 03:00

Personalmente prefiero la mitología griega.

Me parece la más humana de todas, en el sentido que tiene una profunda penetración psicológica.

De hecho los dioses griegos son extremadamente humanos, no en sus atribuciones como dioses, sino en sus comportamientos y pasiones.

Por cierto, en el Señor de los Anillos se trata de una guerra de exterminio, no hay lugar para la piedad. A Sauron le interesa tener a los humanos como esclavos, pero los humanos no perdonarán la vida a ningún orco. No son una raza "noble" y merecen desaparecer... mmm... son posibles varias interpretaciones sobre esto.



11
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-11 23:02

ERROR GARRAFAL, maese Chuache. Permítame que se lo remarque de este modo, casi a gritos.

De hecho, es la piedad lo que decanta la balanza hacia el lado de los buenos. La piedad de Bilbo, que no mató a Gollum cuando tuvo su oportunidad, al encontrar el Anillo; la piedad de los elfos de Lothlórien, que tampoco lo mataron cuando seguía a la compañía desde Moria. La de Frodo y la de Faramir. En todos esos momentos, la Piedad salva a Gollum... y al mundo.

Nunca olvide que Tolkien era un devoto católico...



12
De: Estefanía Fecha: 2006-03-11 23:13

Durante años fui una tolkeniana recalcitrante. Pero con el tiempo me he cansado un poco y decepcionado, entre otras cosas por el discurso racista, cuasi misógino, anti-científico y anti-tecnológico que subyace entre líneas. Por no hablar de su concepción metafísica del mundo.

Chuache: buenísimo lo de Fëanor. Pero realmente Oppenheimer no era TAN inteligente como Fëanor >:)



13
De: Estefanía Fecha: 2006-03-11 23:18

Ni siquiera es original en la muerte de Gollum: muere exactamente igual que Hagen en el Anillo del Nibelungo. Afortunadamente, Tolkien afirmaba que el único parecido entre ambas sagas era que ambos anillos eran redondos...

Pero bueno, ya postearé mis rumiaciones literarias en mi blog, sorry :P



14
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-12 10:32

Por afirmaciones menos hirientes se han declarado guerras, Estefanía. Hoy tengo el espíritu de Númenor un tanto apagado, así que haré la vista gorda...



15
De: Estefanía Fecha: 2006-03-12 21:49

Pues menos mal, ¡de la que me he librado! *glabs*



16
De: Estefanía Fecha: 2006-03-12 21:52

Por cierto, y ya que veo que aquí a más de uno le interesa la mitología comparativa, os recomiendo el clásico de Campbell The Hero With a Thousand Faces
También me ofrecería yo misma para ofrecer una charla, pero primero debo asegurarme los garbanzos para papear todos los días...



17
De: Estefanía Fecha: 2006-03-12 21:54

Por cierto, sobre hice un comentario sobre Oppie (Oppenheimer) en este viejo post



18
De: chuache Fecha: 2006-03-14 01:57

Cierto Amo, pero esa piedad siempre se debe a "lo que había sido", por su humanidad perdida (digamos hobbicidad).

Incluso se apiadan de los Dunledinos tras la batalla del abismo de Helm. También son humanos.

Pero los orcos son menos que humanos (aunque en sus origenes fueran elfos) y por tanto están más allá del alcance de la piedad. A despecho de que sean seres inteligentes.

Y creo que esta ha sido una idea muy llevada a la practica.

Estefanía: NADIE es tan inteligente ( y tan socialmente torpe) como Fëanor.



19
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-14 08:14

Estoy de acuerdo contigo en lo de la impiedad con los orcos, aunque no en el motivo. Si te das cuenta, hasta los orcos, previamente, fueron elfos.

En cuanto a lo de Fëanor, ¿realmente crees que fue socialmente torpe? Movilizó a todo un pueblo contra los propios Valar, consiguió que todos le siguieran, unos por mar y otros por una cubierta de hielo, hasta la Muerte y la Guerra, una Guerra desesperada y sin ningún tipo de posibilidad de victoria. Creo que, socialmente, fue mucho más inteligente que de ningún otro modo.

Creo que, inteligente, inteligente, Finarfin, que vio de lejos lo que pasaría y se quedó en Aman. El resto, o locos o los que siguen a los locos.



20
De: chuache Fecha: 2006-03-15 01:42

Reconozco que "socialmente torpe" es inadecuado.

Me refería precisamente a que embarcar a casi toda su raza (que tenía muchísimo que perder y poco que ganar) en una travesía desesperada, unicamente por orgullo personal, bueno... no sé definirlo...

¿Cómo se podría definir a alguién que, por motivos personales, conduce a la sociedad de la que es responsable a realizar actos estúpidos y claramente contraproducentes?

(Ni 'Aznar' ni 'Zapatero' son respuestas válidas).



21
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-15 17:10

Yo creo que a Feänor no se le comprende del todo bien. ¿Motivos personales?

Vamos a ver: Melkor y Ungoliant destruyen los Árboles de Yavanna, sumen al mundo en una Segunda Oscuridad, matan a Finwë, roban los Silmarils y escapan de rositas dejando las Tierras Imperecederas hechas un solar...

¿Son todo eso motivos personales? No. Feänor es posible que esté movido por un afán de venganza realmente terrible, pero hizo lo que todo el mundo estaba deseando que alguien hiciera: plantar cara en lugar de permanecer ahí, lloriqueando en los jardines de Nienna y Estë... Vale que se pasó tres pueblos, pero demostró que la voluntad de un hombre (un elfo, pero en fin) puede ser mayor que la de un Vala. Esa misma voluntad la portaron después otros como Beren (Colándose en Angband para robarle al propio Morgoth) o Eärendil (desoyendo la Prohibición de los Valar y yendo a Aman a buscar ayuda) hasta, si quieres, Aragorn (mirando en la Palantir para enfrentarse a Sauron, reclamar su señorío y forzarlo a dar un paso en falso).



22
De: chuache Fecha: 2006-03-21 16:46

Quizá es que no alcanzo a apreciár la épica del personaje, pero creo que las motivaciones de Fëanor se muestran claramente en el siguiente parrafo:

"Fieras y salvajes fueron las palabras de Fëanor, y colmadas de cólera y de orgullo; y al escucharlas los Noldor se sintieron movidos a la locura. Fëanor habló sobre todo de Morgoth, con odio y cólera, y sin embargo, casi todo cuanto dijo procedía de las mentiras de Morgoth mismo; pero Fëanor transido de dolor por el asesinato de su padre y de angustia por el robo de los Silmarils, reclamó el reinado sobre todos los Noldor".

El resto de su epopeya se ve empañada por traiciones, decisiones precipitadas y orgullo ciego.



23
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-21 17:16

Por supuesto. Nadie niega que Feänor fue una víctima más de Morgoth, pero tampoco se puede negar que fue el único capaz de enfrentarse a todo y a todos por algo justo: recuperar los Silmarils.

Él era el hijo mayor de Finwë, único hijo de Míriel. Finarfin y Fingolfin eran hijos de Indis, segunda esposa de Finwë. Si reclamó el puesto de Señor de los Noldor fue con todo el derecho del mundo. Otra cosa es que los Noldor no le hubieran aceptado. Ahí entraríamos en otra historia diferente.

La voluntad de pasar por encima de quien sea persiguiendo algo justo está en otros personajes, como señalo.

Te pongo un ejemplo poco utilizado: Cuando Aragorn se enamora de Arwen Undómiel y juntos van a hablar con Elrond, éste le dice que no podrá casarse con ella hasta que sea Rey de Arnor y Gondor a la vez. Muy parecido a lo que le dice Thingol a Beren: te pongo un imposible y tira millas, chavalote. Aragorn, tal y como hizo su lejano pariente Beren, no se achanta y lo intenta. ¿Cuáles son las consecuencias? ¿No arrastra Aragorn a todo un pueblo a una guerra fratricida y monstruosa, a la desesperada, contra un enemigo prácticamente invencible? Igual que Feänor, pero Aragorn es bueno y nos cae bien. ¿Acaso crees que Morgoth se iba a conformar con sentarse en Angband a contemplar los Silmarils por el resto de la eternidad? No. Morgoth quería dominar Arda y habría masacrado a los Sindar, a los Nandor y a los Avari, igual que a todo bicho viviente, de no ser porque los Noldor se pusieron delante y recibieron las hostias los primeros. Pero claro, lo de Feänor eran motivos personales...

Volvamos a Aragorn, ¿no está dispuesto a que toda su estirpe se pierda con tal de casarse con la mujer que ama en lugar de escoger una esposa entre los Dúnedain y pasarle el testigo a un hijo suyo? ¡¡Eso sí son motivos personales y no lo de Feänor!! Y, sin embargo, es el bueno.

Desde luego que para la mentalidad católica de Tolkien, las motivaciones de Feänor no eran legítimas, pero la otra perspectiva, sin entrar en valoraciones cristianas, es diferente: los motivos para ir a la guerra a por Morgoth no son tan personales, ni Feänor es tan malo, o entonces admitamos que lo de Aragorn, lo de Eärendil o lo de Beren también era egoísta.



24
De: chuache Fecha: 2006-03-21 18:33

Lo siguiente que voy a decir debe estar matizado por el hecho de que no soy psicologo, sociologo ni nada por el estilo, así que es muy posible que emplee los terminos incorrectamente.

Todas nuestras motivaciones son egoistas. Sin embargo creo que Fëanor es egocéntrico.

Cuando Aragorn se embarca en la guerra contra Sauron, no lo hace sólo por su beneficio. Sabe que la única alternativa para su pueblo es sucumbir.

El personaje de Aragorn es más propenso a la piedad que a la ira, y al diálogo que a la violencia. Se preocupa por los débiles. Sobre todo es extremadamente leal (Ya dije antes que de todos, es el personaje que más irreal me resulta).

Es alguién que, ha pesar de ser poderoso, no abusa del poder y solo lo usa en situaciones extremas.

Todas esas virtudes, esa cercanía, esa capacidad de convertirse en compañero antes que en jefe es lo que hace que nos caiga simpático.

Fëanor ,en cambio, es la encarnación de la soberbia, no cómo pecado, sino como la actitud de ignorar cualquier otra cosa que no sea el cumplimiento de los propios objetivos.

Féanor tiene alternativas, pero su orgullo y su impaciencia le impiden aceptarlas.

No piensa en las consecuencias de sus actos, ni en como afectarán a los demás.

Para él los Noldor son sólo otra herramienta con la que conseguir su objetivo.

Como verás mi erudición sobre la mitología de ESDLA es bastante más limitada que la que tu demuestras. De hecho sólo he leido el Silmarillion una vez y he tenido que repasarlo para revisar mis impresiones sobre Fëanor (lo cierto es que me habías hecho dudar sobre le perfil del personaje.)

Pero no lo veo malvado, quizá tan solo cegado por su propio brillo.



25
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-03-24 12:43

Primero: Aquí estoy haciendo de abogado del diablo en cierto modo. Además, ¡qué demonios! Siempre me ha parecido que el personaje de Feänor está demonizado...

Estoy de acuerdo contigo en casi casi todo, pero puntualizaré algo:


Dices: "Féanor tiene alternativas, pero su orgullo y su impaciencia le impiden aceptarlas" --- ¿Cuáles? Volver a Aman, agachar la cabecita y someterse, vivir con la vergüenza de no vengar la muerte de su padre, ni de intentar recuperar los Silmarils por los que se enfrentó a la mismísima Yavanna? Pues vaya alternativa...

Por lo demás: "No piensa en las consecuencias de sus actos, ni en como afectarán a los demás" --- Yo creo que es perfectamente consciente, otra cosa es que los fines le justifiquen los medios. Cuando está en sus últimos momentos de vida, les recuerda a sus hijos el juramento, así que demuestra que es muy muy consciente de hasta qué punto se pueden torcer las cosas...

"Para él los Noldor son sólo otra herramienta con la que conseguir su objetivo" --- No. Los Noldor son su pueblo, un pueblo por cuya gloria está dispuesto a dar lo que sea, incluso a matar y destruir los barcos de los Teleri y todo lo que haga falta. Exige lo mismo que da él: inflexibilidad ante la adversidad, coraje sin límites, obcecación en el deber y en la palabra lanzada... Que eso sean valores bastante poco recomendables en un mundo como el nuestro no quiere decir que sean poco recomendables en Beleriand. De hecho, si los reyes de los hombres hubiesen tenido esos valores tan claros, no habrían dado marcha atrás en la Nirnaeth Arnoediad, traicionando a los Eldar y provocando la derrota.



26
De: Anonimo Fecha: 2006-08-06 00:22

Por que pelearse por una obra tan hermosa par de asnos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.184.33 (69dce31260)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia