Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Víctimas y Victimarios

Víctimas y Victimarios

Una de las características del Laberinto Postmoderno, una vez más, es que todo se confunde. Los extremos se han estirado tanto que han acabado por plegarse sobre sí mismos, tocándose lo que antes estaba separado del todo. En esa situación, las partes intermedias se convierten en meros vehículos para los extremos. Todo se acumula, pero nada se cierra, ni se abandona. Viejas ideas, obsoletas tendencias, caducos planteamientos y atávicos errores cobran fuerza de nuevo, cual bulbo esperando la primavera para volver a florecer. Parafraseando a Mafalda, quien pretenda situarse fuera del montón, acaba formando parte del montón de personas que están fuera del montón. Y así va todo.

Por eso, ahora ni dios es capaz de distinguir víctimarios. Y mira que parece fácil a priori. ¿Son los presos de ETA victimarios? Pues sí. ¿Son víctimas? Pues mira, también. Víctimas de un sistema autonómico que consiste, básicamente, en "ni sí, ni no, ni blanco, ni negro, ni chicha, ni limoná", víctimas de desaprensivos ideólogos que, citando al más conspicuo manchego, "de mucho leer y poco dormir, se vinieron a perder el juicio". ¿Cómo obviar que hasta el criminal más criminal es, en cierto modo, producto de la sociedad que lo condena? Yo trabajo con criminales -perdón, con Menores Infractores- y sé lo que me digo: víctimas y victimarios, todo a la vez. Aquí no hay distinción y todo depende de cómo se miren las cosas, si con los ojos abiertos o entornándolos.

¿Son los países árabes víctimas o victimarios? ¿Qué decir de los Estados Unidos, víctimas de un sistema más que anticuado, de unos planteamientos prácticamente decimonónicos, aferrados a un modo de vida que da risa solo de pensarlo? ¿Pueden pensar libremente aquellos que solamente eligen entre malo y peor?

¿Es la Unión Europea la solución o el problema? ¿Hemos sabido hacer las cosas o nos hemos convertido en un forúnculo surgido de dios sabe dónde, sin demasiado futuro, con mucho pasado y un presente que da grima? A veces me da que pensar que sí.

El otro día oí que ésta es la primera generación que tiene la oportunidad de acabar con el hambre. Sí, ya. Qué listos son algunos. ¿Acabar con el hambre? ¿Alguien me explica cómo? ¡Oh, sí! ¡Bienvenidos, hippies de todo el mundo, explicadme ahora todo eso de reparto de la riqueza y de apertura de fronteras, y de hermandad de pueblos, alianza de civilizaciones, mancomunidad humana y demás mierda para demagogos ociosos! ¡Venid a mí, que siempre he defendido que las banderas son trapos de colores y las fronteras rayas en un mapa, a contarme vuestro proyecto de futuro, donde les daremos voto a las ballenas y un parlamento para los indígenas del amazonas!

La borrachera de poder del siglo XX ha dejado una resaca que durará lo que tenga que durar, pero que va a ser de órdago a la grande.

Las cosas cambiarán, desde luego, esto es insostenible, pero no cambiarán porque ahora confundamos blanco y negro, porque ahora todo parezca gris. Por más que agites, aceite y agua no se mezclarán. Como mucho, emulsión, pero nunca disolución. Salvo que la presión y la temperatura aumenten hasta que te canses claro, que parece que es lo que intentan: aumentar la presión, subir de temperatura, hacer arder todo esto a ver si de las cenizas surge un Ave Fénix que lo organice todo, porque nosotros, pobre generación que se cree capaz de todo, somos una cuadrilla de descerebrados que no encontraría un asa en una taza de café.

Y el Laberinto Postmoderno, así como el Amo del Calabozo, siguen aquí, viéndolas venir. Y contándolo, aunque nadie le lea. ¿Qué más da? Si lo importante sigue siendo deconstruir la realidad para relativizar la imaginería, consiguiendo la aquiescencia social necesaria para una globalización de la ideología. O algo parecido, cambiando las palabras. Total: va a significar lo mismo...
El Amo del Calabozo

2006-03-28 20:06 | Categoría: Política | 2 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/38676

Comentarios

1
De: Estefanía Fecha: 2006-03-28 21:33

Su actitud es peligrosa y subversiva, Amo del Calabozo... Debería doblepensar todo el tiempo... Avisaré al Gran Hermano de su falta de fe en esta perfecta sociedad en la que vivimos.

Mwahahahaha!

XDDD



2
De: a jierro Fecha: 2006-03-30 12:35

Joder como se ha levantado hoy usted.

De todas formas igual llegamos a la disolucion entre aceite y agua a traves de la transmutación.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.188.64 (179cd66b12)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia