Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Condones y Chimpancés

Condones y Chimpancés

Ignoro si ayer fue fiesta en más comunidades que en Aragón, pero aquí sí lo fue. La leyenda de que San Jorge mató a un dragón ha cuajado y las calles de Zaragoza se llenaron de comparsas para niños y no tan niños, representando dragones, caballeros y demás elementos mitológicos.

Pero hoy es ya día de escuela y el Amo del Calabozo no puede sino volver a abrir sus ojos como dos enormes platos y suspirar de nuevo desesperanzado. Ni los días de asueto le libran a uno del bofetón de realidad que supone enchufar la radio mientras se desayuna y visitar las páginas de noticias en Internet.

Vean ustedes, si no, esto: ahora el Vaticano se plantea autorizar a los enfermos de sida a usar el condón.

Y uno se pregunta, ¿quiere decir esto que si uno quiere echar un casquete con el beneplácito de dios, ha de estar infectado de sida? Supongo que se hará extensivo a otras enfermedades de transmisión sexual, pero de todos modos, si uno no está infectado, ¿sigue condenándose al infierno por follar con preservativo? ¿Los espermatozoides -u óvulos- de los enfermos de sida son menos importantes a los ojos de dios que los de las personas sanas? ¿Acaso el futuro embrión y, por lo tanto, proyecto de ser humano según la Iglesia, procedentes de un cuerpo con anticuerpos son menos "humanos" que los procedentes de otro cuerpo diferente? Dios, a través del Papa, la vuelve a cagar.

Y es que lo de la Iglesia Católica sigue siendo un quiero y no puedo. O más bien un "no quiero, pero me obligan". Y así las cosas no se hacen. En lugar de acercarse a la gente, de vivir en el siglo que les toca, van y aceptan a regañadientes, sin plantearse las cosas de verdad, sin hacer caso al sentido común, tomando las decisiones más estúpidas y banales que uno pueda imaginar.

Por otro lado, me alegra esta otra noticia. Los primates superiores, como alguien los llama incorrectamente, obtendrán unos "derechos simiescos", cosa por otra parte que me parece de recibo, dado el trato que han estado llevando desde un tiempo a esta parte. Al fin y al cabo, la diferencia genética entre ellos y yo es tan nimia que a un extraterrestre apenas le seríamos distinguibles. Como un zorro y un perrito de esos chiquitajos, más o menos. Oh, sí, unos tienen pelo y los otros caminan más erguidos, pero resulta que son tan parecidos...

Además, nadie habla de derechos humanos. Sería del género idiota darle a un chimpancé el derecho a la libre reunión o la libertad de prensa. Aquí se habla de proteger a los grandes simios de depredadores, dotándoles de ciertos territorios, de ciertas infraestructuras naturales para poder desarrollarse. Vamos, lo que le gusta a un simio: espacio, arbolitos, comida y poco más. Que tampoco es que ahora vayan los monos a tener derecho a plaza de aparcamiento gratis, ni a seguridad social.

Claro que esto no es de gusto de todos y algunos arman la marimorena: Delia Padrón, vocinglera de Amnistía Internacional, salta con que no deberíamos preocuparnos de los derechos de los monos antes de que todos los seres humanos tengan esos derechos. Y tendría razón, de no ser porque mezcla churras con merinas y confunde a la gente con un argumento falaz. ¿Acaso ponerles derechos a los monos obstaculiza que se les faciliten a las personas? Es como lo de "con la de gente que se muere de hambre y éstos enviando naves espaciales a Marte". Igual de gilipollas. Señora Padrón, dedíquese usted a denunciar a quienes incumplen los derechos humanos y no pierda el tiempo con los derechos simiescos. Que bastante tenemos.

Y, por supuesto, tenía que salir la Iglesia metiendo el morro donde nadie le ha llamado (misma página, justo debajo de lo de la de Amnistía Internacional) y preocupándose por los pobrecitos embriones humanos. ¡Ay, sí! ¡Qué pasión tiene la iglesia por los embriones! Al fin y al cabo, si un embrión de esos que están en congeladores llegase a nacer, sería posible que terminase siendo católico y llenando el sobrecito del Dómund, pero que eso mismo lo haga un gorila... Ya es más complicado. Así que a meternos con los gorilas y a proteger a los futuros contrib... digo, feligreses.

Señores de la Iglesia: dedíquense a salvar almas (sobre todo las almas de quienes crean que tienen una, a mí déjenme en paz, por favor) y absténganse de meter las narices en lo demás. Hocicos húmedos con largos colmillos, como los hocicos vaticanos, nos sobran y la discusión sobre si un orangután tiene derechos o no tiene derechos, le corresponde a la clase política y no al clero.

Pero, por supuesto, en este reino de taifas que es España, los curas están demasiado acostumbrados a colarse en todas partes, cual víbora en la bota de un vaquero despistado.
El Amo del Calabozo

2006-04-25 08:02 | Categoría: | 4 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/39385

Comentarios

1
De: ChaTo Fecha: 2006-04-25 22:59

Este es uno de los pocos comentarios que he leído sobre los derechos de los primates, de alguien que entendió la noticia. Casi todos los blogs parten con la estupidez de "derechos humanos para los simos" y luego se largan a ridiculizar la idea o a repetir mal lo poco de genética que les enseñaron en la escuela.

Como tu dices, la idea del proyecto gran simio (que tiene más de 10 años de existencia, y no nació en España), es dotar a los simos de derechos mínimos como vivir libremente en su hábitat y que no se les maltrate. Nada para escandalizarse, creo yo.



2
De: webensis Fecha: 2006-04-25 23:23

Nada para escandalizarse, pero sí para tener mucho cuidadín, mientras el Proyecto Gran Simio esté en contra de cualquier experimentación médica con grandes simios (incluso para la búsqueda de tratamientos contra el SIDA).



3
De: jose Fecha: 2006-05-03 23:27

Es triste lo de que usen monos para experimentar, pero es que si no, ¿qué hacemos? ¿paramos la investigación médica?



4
De: Francisco Fecha: 2007-06-08 21:09

No utilizar simios en experimentos científicos no equivale a parar la investigación médica. Existen alternativas a la experimentación con animales, pero, desgraciadamente, no se ha apostado por ellas, por lo que se encuentran poco desarrolladas. Pongo un par de ejemplos:

- Modelos por ordenador.
- Experimentación con tejidos humanos cultivados a partir de células madre.

Si se quisiera, se podría intentar investigar de otras formas. Puede que no sea estrictamente necesario experimentar con simios.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia