Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Morir humanamente

Morir humanamente

El Instinto de Supervivencia, tan básico para cualquier ser vivo, dice "Sobrevive a toda costa". Sin matices. Sobrevivir, aunque para ello haya que pasar por encima de todo y de todos.

Existen excepciones, por supuesto: tenemos termitas que se sacrifican para defender el termitero mientras sus compañeras taponan las entradas, condenándolas a permanecer en el exterior. Y también está el caso de los insectos y arácnidos que devoran a sus machos después de reproducirse, o de los machos que mueren del mero esfuerzo de reproducirse.

Entre el Instinto de Supervivencia y el de Reproducción hay, a veces, bastantes conflictos. Piense usted en un pájaro: su canto puede atraer a las hembras, pero también a los depredadores. El pajarillo mudo se esconderá mejor de su enemigo, pero no conseguirá jincarse a la díscola pajarilla, así que no transmitirá sus genes y adiós muy buenas. Ejemplos a miles podemos encontrar: la llamativa cola multicolor del pavo real, sin ir más lejos.

En caso de tener que elegir, la naturaleza elige la supervivencia. Al fin y al cabo, si sigues vivo, la posibilidad de reproducirse sigue vigente, ¿no? Plantéese usted un tigre ciego. Lo normal es que acabe despeñándose por donde no debe o que entre en territorio de otro tigre y acabe despedazado. Sin embargo, la naturaleza no entiende de predicciones y el tigre seguirá vivo, aunque no pueda ver. Si ha de morir, que lo haga, pero no por ser ciego, sino por alguna imprudencia, aunque sea consecuencia de ser ciego.

Por eso, cuando un señor pentapléjico pide que le den matarile de una puñetera vez, y lo hace en nombre de la dignidad humana, está haciendo uso de su humanidad y de ninguna otra cosa.

Porque somos el único animal capaz de trascender de ese instinto irracional de supervivencia y solicitar su propia muerte, los únicos capaces de suicidarnos o, en el caso de no poder hacerlo nosotros mismos, pedirle a otro que lo haga.

El ser humano ha conseguido que seres incapacitados para reproducirse consigan hacerlo: inseminación artificial, inseminación in vitro, mil maneras de hacer que fulanito y menganita tengan vástagos, aunque la naturaleza no se lo permita. A eso, nadie en su sano juicio se niega. Y, ciertamente, ayudar a un enfermo terminal es un acto de caridad. Ayudarle en todo momento, salvo cuando pide que le den el sartenazo y se acabe todo de una puñetera vez.

Lo más humano que puedo imaginar es trascender nuestra naturaleza animal y pasar por encima de las leyes de la Evolución. Permitir que un señor estéril tenga hijos. Permitir que un tío con una enfermedad terminal acabe por curarse. Permitir que un tipo parapléjico viva hasta los noventa años. Todo eso lo hemos logrado y nadie se niega a ello. ¿Por qué negarse a trascender la naturaleza en el sentido contrario y negarle a alguien la opción de palmar de una puñetera vez?

Como el Papa. Porque me jugaría el cuello a que por ése tampoco hicieron "todo lo humanamente posible por mantenerlo con vida". Que siempre ha habido clases.
El Amo del Calabozo

2006-05-08 08:24 | Categoría: | 7 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/39758

Comentarios

1
De: SegFault Fecha: 2006-05-08 17:34

Hace algún tiempo vi una entrevista a Ramón Romañach (he encontrado que aquí la comentan) y me quedé muy impactado por sus declaraciones, y por mi ceguera.

En mi modesta visión de la vida la eutanasia siempre ha sido una alternativa digna, y creo que sigo pensando así, pero también empiezo a creer que esa creencia nos distrae de lo verdaderamente importante: la dignidad y el derecho a vivir humanamente. Una persona tetrapléjica puede tener derecho a no querer seguir viviendo, pero la discusión más importante no es esa, la discusión es que seguir viviendo no debería restarle dignida: accesibilidad en los edificios, no tener necesidad de ir acompañado para poder ir a un banco a hacer trámites, poder moverse, poder leer en internet, todas esas cosas que hacemos deberían estarle garantizada, y cada escalón, cada flash en una página, cada escalera, cada puerta estrecha es una señal que les dificulta aún más su situación.

Creo que lo realmente enriquecedor no es darles el derecho a una muerte digna, sino el que no tengan que escoger la muerte y que puedan seguir con una vida digna.

--
SegFault



2
De: Anónimo Fecha: 2006-05-08 18:17

SegFault: Me gustaría conocer tu propuesta para que un tetrapléjico pueda hacer todas esas cosas sin ayuda.



3
De: SegFault Fecha: 2006-05-08 23:03

* Los autobuses y trenes podrían ser más accesibles (es imposible que alguien en silla de ruedas coja el cercanias que yo cojo todos los días: demasiadas escaleras y bordes, sin sitio en el tren). Incluso otros transportes públicos como taxis.

* Los edificios públicos como ayuntamientos, delegaciones y demás también deberían ser más accesibles para que un discapacitado pueda ir al banco en su silla de ruedas él sólo, y no tenga que ir acompañado para que le ayuden a salvar barreras arquitectónicas.

* Preocupandonos por la accesibilidad de Internet. Los ordenadores son una gran herramienta, y la Red multiplica la utilidad de los ordenadores, sin embargo muchas veces (¿la mayoría?) esa utilidad se ve limitada a una "élite" que ve correctamente y que no tiene problemas motrices (entre otros).

No creo que exista una solución mágica para que de repente un paralítico viva como yo, eso lo tengo claro. Pero sí me parece que es importante pensar que no sólo se trata de darles derecho a morir, antes que eso tienen que tener derecho a poder vivir lo más autonomamente posible. Por supuesto que hay grandes handicaps, según la "discapacidad" serán distintos o mayores, pero hay que intentar dar el mayor número de facilidades.

O si pensamos que aceras anchas, aparcamientos reservados, sitios en transportes públicos, accesos para todos, controles de calidad y muchas más cosas es una inversión demasiado excesiva para esta socieda pues entonces mal vamos, y no me extraña que todo se limite a pensar como podemos hacer para que se mueran lo más dignamente posible, los pobres.

--
SegFault



4
De: jose Fecha: 2006-05-08 23:45

Una cosa no quita la otra. Pongamos rampas y tal para la mayoría que querrá seguir viviendo normalmente, y sartenazos para la minoría que no.



5
De: chuache Fecha: 2006-05-09 18:07

Coincido con Jose... creo, lo de los sartenazos no lo veo muy claro.

Se debe habilitar el entorno para que las limitaciones físicas sean lo menos invalidantes posible.

Y considero que las personas deberíamos tener derecho a morir dignamente.



6
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-05-09 20:02

El problema es saber distinguir cuándo una actuación sobre un colectivo cualquiera presuntamente discriminado (e incluyo discapacitados, inmigrantes, minorías étnicas, mujeres, niños, ancianos, enfermos, etc) es un acto de verdadera búsqueda de igualdad y cuándo es discriminación positiva.

Ejemplos: tengo un colega sordo que tiene plaza de aparcamiento al lado de su casa. En un centro de estudios de Zaragoza, hay una rampa de metro y medio de ancho para que entren tres alumnos discapacitados y una escalera de metro ochenta de ancho para que entren los otros mil quinientos alumnos. El atasco diario es apabullante. Me sé de otro donde la responsable de contestar al teléfono tenía una discapacidad que hacía que no le entendiese ni la mitad de la gente. Logró la plaza en una oposición de esas con plazas reservadas para discapacitados.

Esto no consiste en quitarle a uno para ponérselo a otro, que es lo que a veces ocurre. Llegará el día en que alguien se dé cuenta de que si eres español, hombre, heterosexual, "blanco", payo, sin discapacidades, estás en activo laboralmente, tienes entre 25 y 55 años, no tienes adicciones, ni enfermedades crónicas ni has delinquido nunca, entonces estás discriminado negativamente gracias a la discriminación positiva de todos los demás.

Por favor, entended bien este comentario, sin sacarlo de madre, que me conozco la cantinela.



7
De: daniela fernanda cristobal virgen Fecha: 2006-06-13 00:42

ciensia



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.248.167 (14e71e3ab8)
Comentario

		

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia