Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Pobrecitas musulmanas

Pobrecitas musulmanas

Algo así dijo un conocido mío el otro día. Pobrecitas musulmanas, lo que tienen que aguantar. Este conocido mío, hombre culto, maduro y hombre de pro, católico de esos que sería agnóstico de no ser porque lleva toda la vida bautizado y para qué vamos a meternos en camisas de once varas, argumentaba que hay que ver qué mal las tratan los hombres en el mundo islámico. Que si el velo, que si las lapidaciones, que si calladitas todo el día... En fin, que algo tendríamos que hacer por ellas, ¿no?

Por mi parte, cerré la bocaza por una vez y me dije para mis adentros que escribiría este artículo. ¿Por qué? Pues porque uno se va dando cuenta de que cuando la gente quiere tener los ojos cerrados, no hay cristo que se los abra.

La mujer en el mundo islámico está bien apañada. Eso lo sabe hasta el más pintado y estoy seguro de que entre esos que hablan de "diálogo entre civilizaciones" y de "mezcolanza cultural" y de zarandajas por el estilo, no encontramos ni uno solo que cambiase, siquiera por un mes, su puesto por el de una madre afgana. Vamos, que no hay que haber ido a contemplar una lapidación para saber que esas cosas dan grima.

Pero, ¿cómo está la mujer en el mundo cristiano? Quiero decir, ¿cómo estaría la mujer si la sociedad laica no hubiera impuesto sus normas? ¿Cuál es la situación lógica de la mujer en el ideal cristiano?

Usted no puede masturbarse, ni tener relaciones sexuales extramatrimoniales (ni, ante todo, prematrimoniales), usted no puede utilizar medios anticonceptivos (salvo esos que llaman "naturales", pero vamos, para lo que funcionan...) y tampoco puede abortar. Eso quiere decir que una mujer, desde poco después de casarse (jovencita y fértil, por supuesto, porque a ver quién aguanta las dos primeras premisas hasta los treinta y cinco), empezará a tener hijos uno tras otro. Es posible que la lactancia materna le dé cierto margen y si la alarga hasta los tres años, pues quizá tenga suerte y esté tres o cuatro añitos sin churumbel, pero al poco, ¡zas! De nuevo un soldadito ha alcanzado el objetivo. En total, en veinte años de matrimonio, ¿cuántos pueden salir? Pues a menos que uno tenga la suerte de ser infértil o que tengan la vida sexual de un kilo de naranjas, pueden salir siete, ocho o más churumbeles.

En esta circunstancia, uno de los dos cónyuges tiene que dejarse los cuernos trabajando para pagar tanta PlayStation, tantas clases de equitación y tantos pianos para tanto niño, así que suele ser el padre porque la madre bastante tiene con parir, criar y cuidar de tanto crío. Así, el padre trabaja y la madre no. El padre llega hasta los cojones de currar y en casa no hay más que llantos, mocos, pañales y una mujer agobiada que está de los nervios, y con razón. Empiezan los problemas. Empiezan las broncas, las quejas, los reproches y los gritos. La Iglesia, previsora, también prohíbe el divorcio, así que a la mujer no te quedan más huevos que aguantarse con el marido que le toca, porque ni oficio, ni beneficio, ni rentas y ná de ná, así que a tragar. Y el marido, por su parte, también tiene que aguantar con su parienta, con los niños, con un horario laboral dilatadísiimo y con todo lo demás. Por cierto, tengo entendido que divorciarse es un pecado gordísimo, mortal y sacrilegio total, mientras que encorrer a hostias a la parienta delante de los críos, con confesarse luego, santas pascuas, pero en fin, que tampoco me voy a poner ahora borde...

Ergo, señores católicos de pro, cuando ustedes critiquen a la sociedad musulmana (o a cualquier otra), háganle caso a ese judío que, según la leyenda, es dios y miren la viga en el ojo propio antes de señalar la paja (¡¡Pecado!!) en el ajeno. Porque los que criticamos a la sociedad islámica por su trato a las mujeres, también criticamos a la sociedad cristiana por lo mismo, solo que ustedes no quieren verlo. O no les da la gana de mirar.
El Amo del Calabozo

2006-11-14 08:32 | Categoría: Religiones | 20 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/44569

Comentarios

1
De: chuache Fecha: 2006-11-14 19:26

Mmmm... la cuestión, Amo, es que conforme están las cosas en nuestra sociedad occidental sería más apropiado que dijeses, "no olvides la paja en tu propio ojo aunque estés señalando la viga en el ojo ajeno".

En otro caso sería como decir "Ah, no puedo recriminar a esos 'skins' que estén apalizando a un negro porque yo el otro día me crucé con uno en el ascensor y no lo saludé. AMBOS SOMOS RACISTAS".

Por otro lado, cuando dices que la sociedad láica "ha impuesto sus normas", parece algo más revolucionario de lo que CREO que ha sido. Sinceramente creo que ha sido más una evolución que una revolución. Y creo que ha sido posible debido a ciertas 'características' del cristianismo... ya sabes, tonterías como esas del amor al prójimo, perdonar las ofensas y demás zarandajas.



2
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-11-14 21:43

Chuache: El Islam también tiene esas cosas de amar al prójimo y perdonar ofensas, no te vayas a creer. Y el cristianismo tuvo esas mismas incluso cuando te torturaba y te pegaba fuego por decir que la sangre iba del corazón a los pulmones y viceversa (y asegurar otras cosas, claro, tampoco quemaron a Miguelín por eso mismo).

En el artículo no quiero dar la impresión de "y tú más", como un crío de patio de colegio. Lo que quiero decir es que cuando a la religión se le deja gobernar países, dirigir imperios, controlar parlamentos y demás, sale lo que sale. Pero no solo en la islámica, no solo en esa religión que no conoce la separación entre iglesia y estado, sino también entre los cristianos, que ahora se echan las manos a la cabeza, pero que si no fuera por una presión social importante, estarían seguramente igual o peor que ellos.

Por cierto, señalas que la laicidad de la sociedad occidental te parece evolución y no revolución y estoy de acuerdo contigo, pero no creo que mi frase "imponer las normas" sea inadecuada, al fin y al cabo, se han impuesto, y no sin resistencia y los muertos son muchos, en ambos lados, pero sobre todo en el laico... Para cuatro monjas que mataron los republicanos, la de ateos que se cargaron los malos...



3
De: chuache Fecha: 2006-11-16 20:12

En cierto modo, sacar ahora la quema de Miguel Servet es como decir que la medicina es una fraude porque aplica sanguijuelas y sangrados ¿no crees?

Y lo que he intentado transmitir en mi post anterior es que las gentes que formaron las bases para esta sociedad (más o menos) tolerante, sí eran cristianos.

Desde luego no eran curas (que alguno hubo, pero digamos que anecdóticamente) y no eran personas religiosas, pero nacieron, crecieron y se formaron en un entorno cultural que no rechazaron, sino que reformaron.

Y por favor, ese "para cuatro monjas que mataron" es una frase... en fin, digamos que resulta muy desagradable... "para cuatro rojos que matamos..." ¿te imaginas?.

No trivializemos con esos temas, no creo que sea un asunto para hacer chistes.

En cualquier caso coincido contigo en que la religión debe ser un asunto personal y que no debe, bajo ningún concepto, trascender al estado.

Finalmente, ¿la religión toma el poder o el poder usa la religión?. Nada hay mejor para el poder, sea el que sea, que una buena manada de fanáticos dispuestos a tragarse lo que se les diga "en nombre" de Dios... o de un ideal.



4
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-11-22 08:22

Chuache: "En cierto modo, sacar ahora la quema de Miguel Servet es como decir que la medicina es una fraude porque aplica sanguijuelas y sangrados ¿no crees?" --- No. Tú argumentas que una religión tiene dogmas "buenos" como el amor al prójimo o el afán altruista y yo te respondo que esos dogmas no evitan que se hagan salvajadas. Ni hago paralelismos con la situación actual de la Iglesia y sus métodos, ni pretendo compararlo con nada. Yo solo puntualizo que las buenas intenciones teóricas no tienen nada que ver con la realidad práctica.

"¿la religión toma el poder o el poder usa la religión?. Nada hay mejor para el poder, sea el que sea, que una buena manada de fanáticos dispuestos a tragarse lo que se les diga "en nombre" de Dios... o de un ideal." --- ¿Qué diferencia hay? El huevo, la gallina... La cuestión es que aquí el jodido es el de siempre.



5
De: Anónimo Fecha: 2006-12-05 20:30

Deberías preguntarte si eres feliz haciéndote una... Si serías feliz divorciándote, si lo serían tus hijos. Si te gustaría llegar a viejo sin hijos, primos y una familia que te apoyase. Si te gusta o te gustaría que tu mujer hubiese trajinado con otros antes que contigo.
Debes preguntarte si lo laico no es otro modo de religón, relativista y sin valores.
Cuendo quieras razonar, razonamos. y yo no te amenzaré con la violencia, como hacen otros.
Lo facil no tiene porque ser lo correcto.

Un saludo. Mateo dacosta.



6
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-12-07 02:01

Responderé a Mateo Dacosta, por orden a sus preguntas:

Sí, soy feliz haciéndome una...

No, no creo que fuese feliz divorciándome. Mi matrimonio va bien, por el momento. De todos modos, menos feliz seré viviendo un matrimonio de mierda el resto de mi vida, digo yo.

No, no me gustaría llegar a viejo sin esa familia. Pero, ahora que caigo, ¿he propuesto yo algo parecido en mi artículo? No cambiemos las tornas, amigo. Aquí hablábamos de otra cosa.

Bueno, mi mujer sí que se acostó con otros antes de conocerme. Y yo con otras. ¿Eso supone algo malo? Para mí no.

¿Lo laico sin valores? Trabajo en un reformatorio. Ninguno de mis chicos es ateo. Todos ellos creen en dios de un modo u otro, algunos mediante religión organizada, incluso: cristianos gitanos protestantes, musulmanes, católicos... Tengo de todo. Menos ateos. Haz la encuesta en otras cárceles. La mayoría inmensa de los delincuentes son creyentes. Decir que ser ateo (o apostar por lo laico) es no tener valores es, como mínimo, arriesgado y denota mucha mala intención y mucha ignorancia.

Siempre estoy dispuesto a razonar, gracias. Pero es tan difícil encontrar a una persona religiosa y razonable, que casi asusta.



7
De: Small Blue Thing Fecha: 2006-12-09 13:19

Hola, soy lectora reciente de tu blog y me gusta bastante, aunque gracias a Dios no coincido en casi todo contigo (si no, qué aburrido, coño). Respecto de este último post, soy musulmana conversa y me creo razonable. Tú mismo si quieres discutir y razonar :)



8
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-12-10 09:41

Por supuesto. Estás invitada al Laberinto Postmoderno. Tengo un amigo también converso, así que no me pilla de sorpresa tu decisión. Adelante, SBT, si el mundo es de los valientes, al fin y al cabo...



9
De: Small Blue Thing Fecha: 2006-12-10 15:18

Pues acepto encantada, y que la paz sea con vosotros.

Lo primero en lo que creo que nos confundimos es en la consideración de que el sentir religioso no se puede experimentar en una sociedad laica. Yo creo todo lo contrario, que una sociedad laica favorece el diálogo interreligioso y enriquece a esta (y cumple el mandato coránico, de paso "Os hemos creado en pueblos diferentes para que os conozcáis unos a otros y compitáis por hacer buenas obras").

Otra cosa sería que la sociedad laica no permitiera la expresión religiosa, cosa que apenas ocurre, pero que en el caso francés, por ejemplo, está utilizando el laicismo para expresar racismo: una monja puede entrar en un banco, pero una musulmana que lleve pañuelo (y yo no lo llevo) tiene que cambiarse de ropa para entrar.

Otra cosa es cómo consideremos los límites de la sociedad laica, pero eso es mucho más profundo.

Hala :)



10
De: webensis Fecha: 2006-12-10 15:25

¿Seguro que en Francia no puede entrar una mujer con pañuelo en un banco? ¿Y eso se debe a la sociedad laica? ¿Seguro?



11
De: Mateo Dacosta Fecha: 2006-12-14 17:19

La Razón y la Religión


Nos hablan de que la legitimidad proviene del campo de la razón. Que la religión es respetable pero sólo debe corresponder al ámbito personal. Que la razón y la religión no deben entremezclarse.
Pero cuando esto dicen, eliminan una infinidad de variables que unen los dos conceptos.
Porque cualquier religión tendría la misma legitimidad si la razón no estuviese presente en el hombre. Es más, cualquier opinión o elocución sería respetable. Sin embargo ello no es así. Puesto que la razón no contradice, por imposibilidad, valores como los católicos. Sin embargo esa razón si que puede contradecir o criticar, en la siempre búsqueda del Bien, a la religión musulmana y a otras; en las que por ejemplo la mujer puede ser maltratada, o el perro es visto como un animal impuro, o el hombre puede estar casado con varias mujeres.
Por otro lado, está el hecho de que los valores adecuados para el hombre y para la sociedad son alcanzables mediante la razón, y coinciden con los católicos. Así pues en ello se produce la unión de los dos ámbitos.
Quien elocuciona que Dios no existe, o que, como no se sabe hay que olvidarlo, suele decir también que el Bien y el mal, lo correcto, no existen o son relativos. Sin embargo, al decir esto está tomando su afirmación como correcta; por lo tanto, esa corrección, ¿de donde viene y quién la justifica al eliminar a Dios y al catolicismo? Es por ello que no tienen aquellos legitimidad para, amparándose en la razón, eliminar la religión. Puesto que para empezar, aquel que elimina lo que no sabe no es humilde; y la falta de humildad va en contra de esa razón; y como se ha dicho, no tiene sentido creer en no creer, puesto que de ese modo ya se está creyendo en algo, que sin embargo no puede ser reafirmado por nadie ni por nada.





12
De: webensis Fecha: 2006-12-14 17:54

¿Qué es "elocucionar"?



13
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2006-12-25 21:33

"Es por ello que no tienen aquellos legitimidad para, amparándose en la razón, eliminar la religión. Puesto que para empezar, aquel que elimina lo que no sabe no es humilde; y la falta de humildad va en contra de esa razón; y como se ha dicho, no tiene sentido creer en no creer, puesto que de ese modo ya se está creyendo en algo, que sin embargo no puede ser reafirmado por nadie ni por nada. --- Ejemplo perfecto de discurso innecesariamente complejo, lleno de recovecos retóricos, palabrería falta de toda argumentación... Vamos, en dos palabras, es el discurso que, sin aclarar nada en absoluto, podría convencer al incauto para que creyese en cualquier sandez.

Enhorabuena. Me has puesto el ejemplo perfecto para continuar en mis trece de considerar el pensamiento religioso como un cáncer de la humanidad actual.



14
De: Dacosta Fecha: 2006-12-25 23:16

Argumenta.



15
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2007-01-02 20:37

Argumenta tú.
;-)



16
De: Ulises Fecha: 2007-01-13 19:43

¿por que no se deja la gente de demagogia barata?
¿Con que criterio, se juzga a una religión, y por ende a las personas que practican dicha religión?
Todo el mundo tiene algo que decir siempre con respecto al Islam y las privaciones de la mujer(dichas privaciones en algunos casos son falaceas inventadas o deformadas por occidente)Les recuerdo que esta sociedad tan moderna donde las mujeres son tan libres, no saben que precisamente esa libertad es la que les condena. Les condena al esclavismo de la moda, del espejo, ¡huy, que estres, me he engordado 2oo gr. y no me puedo poner mis tejanos de marca...! Esclavismo de quedar relegadas a objetos de adorno en anuncios publicitarios desnudas o como mero entretenimiento sexual de los hombres. Eso si que es digno de lástima. Creo que las mujeres estan llamadas a hacer algo más sublime en esta vida. ¡Pobrecitas cristianas! Pues sepan que las musulmanas pueden estudiar, opinar, hablar, trabajar y un largo etc. de cosas de las cuales nadie sabe nada, pero todo el mundo opina. Antes de hablar, documéntense a fondo y hablen con las interesadas para que arrojen un poco de luz a sus escasos conocimientos en el tema.



17
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2007-01-14 00:51

No tendría por qué justificarme, pero lo haré. Querido Ulises: trabajo con musulmanes desde hace cuatro años. Al margen de mi trabajo, he estudiado la cultura árabe en mis ratos libres y no precisamente desde una perspectiva etnocéntrica. Mis conclusiones son dispares: hay un Islam monstruoso, fanático y vergonzante que, lamentablemente, gana adeptos cada año que pasa. Los motivos son múltiples y habrá sitio en otro artículo para tratarlos. El otro Islam es un Islam ilustrado e ilustrador, progresista y respetuoso, pero minoritario. Señáleme un país islámico actual que esté a la cabeza de las ciencias, las letras o las artes. No me hable de tiempos pretéritos o de personalidades puntuales que, seguramente, habrán estudiado y trabajado en Occidente. Señáleme gobiernos de países islámicos que destinen más dinero a la cultura que a someter a su pueblo y los que les rodean por la fuerza del terror o de las armas. Señálemelos, si es capaz de encontrarlos en el mapa.

En cuanto a la sandez que dices sobre la esclavitud a la moda y la estética, ¿qué quieres que te diga? Prefiero que mi hija nazca en un continente donde no se le puede lapidar por quedarse embarazada de otro y donde no tiene que llevar un trapo cubriéndole el cuerpo entero.

Siempre me pregunto por qué la gente que tanto odia a Europa y tanto ama a Oriente, siguen viviendo en este odioso continente. Si tan maravilloso es el mundo musulmán y tan malo es el occidental, ¿por qué permanecer en éste? Emigre, querido Ulises, y sea feliz junto a esos que ahorcan gente desde una grúa y extirpan el clítoris de las mujeres para someterlas. Eso es esclavitud y no lo de Ralph Lauren.



18
De: Ulises Fecha: 2007-01-15 19:54

Por desgracia no puedo contestar al primer punto que planteas, señor Amo del Calabozo, ya que como bien dices no hay ni un solo país islámico que destine más dinero a la cultura, por que no interesa que la gente sea ilustrada, pero por suerte a nivel individual si que empieza ha haber inquietudes intelectuales...pero por desgracia se asfixián.
En cuanto a la sandez de la que dices hago gala, con respecto a moda si, moda no, es muy respetable lo que tengas a bien querer hacer con tu descendencia, pero te recuerdo que al fin y al cabo yo solo he plasmado una percepción recogida en las muchas conversaciones que he tenido con mujeres musulmanas, y por lo tanto creo que se merecen un poco más de respeto por tu parte, al margen de que lo compartas o no. No está en mi haber, ni en mi voluntad iniciar un debate que no llevará a ningún lado, ya que cada uno es muy libre de hacer con su vida y sus ideas lo que le de la real gana. Es la ventaja de vivir en democracia. Con respecto a emigrar, señor Amo del Calabozo, le aseguro que en cuanto me sea posible, lo haré y por atenerme a su consejo, sino por propia decisión.



19
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2007-01-15 22:58

"y por lo tanto creo que (...las mujeres musulmanas...) se merecen un poco más de respeto por tu parte, al margen de que lo compartas o no." --- ¿Y en qué momento les he faltado yo al respeto a las mujeres del Islam? ¿Me podría usted señalar en qué parte de mi argumentación? Es que siempre estamos con lo mismo. Cuando alguien plantea una crítica en ciertos temas, inmediatamente es una falta de respeto. Eso sí, cuando alguien dice verdaderas estupideces, entonces no, entonces hay que respetarlo...

"cada uno es muy libre de hacer con su vida y sus ideas lo que le de la real gana" --- Cierto. Eso es verdad en Europa. Ahora, en los países a los que tú tanto alabas en tu discurso, eso es harina de otro costal.

"Es la ventaja de vivir en democracia. " --- Democracia occidental, te recuerdo. Ésa en la que no se pueden hacer caricaturas de Mahoma porque es faltar al respeto a la gente, pero sí se puede aguantar que una mujer vaya en pleno agosto cubierta de ropa mientras su marido se pasea en bermudas. O donde los médicos tienen que preguntarle al marido por la salud de su señora porque no les dejan ir al ginecólogo. En fin, esto de que "toda opinión debe respetarse", siempre lleva al desastre, pero parece que cuesta entenderlo.



20
De: Anónima Fecha: 2007-01-16 00:26

Las mujeres occidentales puede que seamos esclavas de la moda pero podemos, si queremos, ir a la Universidad, no como otras

En cuanto a eso que dices de "yo solo he plasmado una percepción recogida en las muchas conversaciones que he tenido con mujeres musulmanas", debe ser que no has hablado con mujeres como Ayaan Irsii Alí que dió una entrevista la semana pasada donde se puede leer por ejemplo:

Hirsi Alí estaba condenada a una vida de sometimiento. A Alá. Al clan. A su padre. A los varones de la familia. Su abuela –“una mujer iletrada que vivía en la edad de hierro y que consideraba los sentimientos una necedad autoindulgente”– aterrorizó su infancia: “Una mujer sola es como un pedazo de grasa de oveja a pleno sol. Acudirá cualquier cosa y comerá de esa grasa. Antes de que os deis cuenta, las hormigas y los insectos la habrán invadido hasta que apenas quede una mancha de grasa”. Durante años, esa imagen protagonizó las pesadillas de la pequeña Ayaan, a quien dijeron que, al igual que las cabras, una chica joven era una presa fácil para un predador.


y también:

Intentar que el mundo musulmán despierte. Decir a quien quiera escuchar que los valores del mundo de mis padres generan y perpetúan la pobreza, y la tiranía y la opresión de las mujeres. Si los musulmanes se enfrentan a la cruda realidad en que viven, pueden cambiar su destino.


Además de otras reflexiones y una decripción bastante truculenta de su ablación del clítoris.

Cierto que solo es una mujer y un punto de vista, pero a mi me parece creíble que no sea agradable lo del clítoris y como se trata de un hecho contrastado y documentado, pues a partir de ahí tiendo a creer el resto de las cosas que cuenta sobre mujer e Islam.

HAce tiempo me leí su libro "Yo acuso" y me resultó muy interesante y recomendable, aunque solo sea por conocer un punto de vista diferente.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia