Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Energía Nuclear

Energía Nuclear

Pues llegan los chicos de Greenpeace, ésos que nos han vendido como los ángeles guardianes del planeta, y se encadenan a una central nuclear. Hala, a hacer amigos, como siempre.

Hace ya algunos añitos -más de una década-, una servidora en un foro juvenil con ecologistas, defendió el uso de la energía nuclear, alegando al respecto que, visto de un modo global, es una energía netamente positiva y no tan contaminante como otras. Pueden imaginarse cómo terminó aquello. Todavía me pregunto qué hado evitó que me ahorcasen del pino más cercano...

Casi quince años después, los ecologistas siguen en su sitio, pero, además, con las fuerzas renovadas que les dan las recientes "victorias" que han conseguido a todos los niveles. Gobiernos enteros escuchando las voces de los verdes, exigiendo ésto y lo otro, poniendo la voz de alarma en todas partes, apareciendo en todos los medios, denunciando verdaderas catástrofes y prediciendo el fin del mundo.

Es una pena.

Es una pena tremenda que se tenga que mentir a la gente, que se tengan que lanzar aseveraciones más que dudosas y darlas por "científicamente demostradas", que se tengan que demonizar tecnologías para poder explotar otras tecnologías diferentes. Y, ante todo, es una pena que la gente no se dé cuenta de que el poder de Greenpeace no se puede alcanzar únicamente con cuotas de socio y pequeñas donaciones personales: Greenpeace ha de tener, en alguna parte, inversión privada y estatal, o los propongo para el Premio Nobel de Economía porque han encontrado el modo de multiplicar los billetes tal y como Cristo multiplicó los bocatas de sardinas en las bodas de Canaan.

Y quien tiene inversiones privadas y estatales, quien tiene que responder delante de espónsores y patrocinadores, ya no es neutral. Y sus discursos ya no son por la naturaleza, el planeta, la madre Gaia o dios que te lo crió: sus discursos ya tienen un tufillo a partidismo que no se pueden quitar.

Un calentamiento global convertido en Apocalipsis inminente, cuando se trata de cambios que todavía está por ver si se regulan naturalmente o no, si se trata de algo pasajero aunque molesto o de algo más permanente en tiempos geológicos; unas energías elevadas a los altares, como la solar o la eólica, que están empezando a resultar bastante difíciles de defender en un debate serio, con células fotovoltaicas que requieren tanta energía para su creación que no serán rentables hasta años después de ser instaladas, por ejemplo. La demonización de la energía nuclear, a pesar de que, en relación Energía Obtenida-Riesgo ecológico, resulta bastante más rentable que otras menos castigadas.

Eso es Greenpeace. Un peligro tremendo para el sentido crítico de la gente, puesto que, teniendo buena intención -que no lo dudo-, ya se les ve el plumero.
El Amo del Calabozo

2007-05-24 21:05 | Categoría: | 4 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/49697

Comentarios

1
De: Becario-E Fecha: 2007-05-24 21:29

Totalmente de acuerdo, Amo del Calabozo.

Me alegra ver que alguien comparte mi opinión sobre Greenpeace; empezaba a pensar que me estaba volviendo loco.



2
De: Malambo Fecha: 2007-05-25 07:59

Somos tres, pero hay más: la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) de Argentina tampoco ve con buenos ojos a estos muchachos. Podéis decir "¡Claro, les arruinan el negocio". Y sí, seguro.

Pero el asunto es que en un viejo informe (que no pude encontrar on-line) entre otras cosas, los malvados de la CNEA habían descubierto que los salvadores de grinpis o bien ignoraban o bien mentían sobre las cantidades de energía aportadas por molinos de vientos vs. centrales nucleares: confundían a su favor kW con MW.

Otra cosa de descubrieron fue que las propuestas de grinpis sobre la producción limpia de energía ante organismos internacionales neutrales, siempre fueron peores que, por ejemplo, la CNEA.

Cierta vez "representantes locales" (la verdad no sé de dónde venían, porque en mi pueblo no conozco ninguna cede) estaban ejerciendo presión a través de las radios para instalar dos molinos, con los que pretendían abastecer de electricidad a una población estable de 60 mil personas con picos estivales de 1 millón en extendida en una franja costera de 50km de largo. Cuando llamé dos o tres veces a las emisoras para preguntar cómo lo harían contestaban que "hay gente al servicio de la bomba nuclear".



3
De: Xisco Palmer Fecha: 2007-05-26 12:18

Mi querido “Amo del Calabozo”

El problema de la energía atómica en los 70-80, la representaban las escasas medidas de seguridad de las Centrales nucleares y el casi nulo control sobre los residuos radioactivos. Quizás gracias a la acción decidida y a la presión de algunos medios, entre ellos los difamados Greenpeace, o algunos accidentes como los de Harrisburg http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=24, se consiguió que la comunidad internacional se tomara en serio la seguridad en las centrales y se asegurara el control sobre los residuos radioactivos. Creo que si no se hubiera actuado decididamente aun se seguirían enviando esos residuos al fondo del mar, ignorando por completo los cambios telúricos que puedan ocurrir en durante los 25.000 años en que permanecerán activos.

En cuanto al tema del cambio climático, otro que tal, pero yo comprendo a la gente; nadie se cree las historias catastrofistas, de hecho, rara vez ocurren, y pasará como en la historia del “flautista de Amelin”, nadie se dará por enterado hasta que esté infestado de ratas.

En mi caso percibo el cambio, soy conciente del peligro, veo a diario la transformación que está sufriendo nuestro planeta, porque soy sensible a este tema, e intuyo que las cosas van a peor porque me acerco a la naturaleza, al mar, a la montaña y detecto los cambios que están ocurriendo. Alguien encerrado en su laberinto urbano no puede percibirlo, no puede ser conciente de lo que está sucediendo fuera de su ambiente. Estamos enganchados al aire acondicionado, a los supermercados repletos, al transporte fácil. Esa es nuestra naturaleza, y eso de momento esta a salvo mientras dispongamos de energía barata para sostenerlo, todo lo demás puede hundirse, o soñar que al menos sigue algo en pie.

Me sorprende que alguien reflexivo como utilice argumentos cargados de falacias “ad hominem”



4
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2007-05-26 23:00

¿Quieres decir, Xisco Palmer, que con tal de conseguir los objetivos de Greenpeace, es justificable mentir a la población, exagerar los resultados científicos, ocultar los sistemas de autorregulación térmica que tiene la Tierra y, en definitiva, crear un falsario apocalipsis ecológico? Los argumentos que presentas sobre las centrales nucleares en los años 70 y 80 me resultan familiares, ¡ah ya caigo! son igualitos a los que usan los chiflados apocalípticos de los Adventistas del Séptimo Día, o los del Ejército de Salvación: "Arrepentíos, el fin del mundo está cerca...". Eso sí, ellos os llevan cientos de años de diferencia a los ecologistas.

Por otro lado, si alguien me habla de "cambios telúricos", a mí me saltan las alarmas, empiezo a pensar en Madres Gaias, en chorradas jipis de ésas y ya no sigo leyendo, pero en fin, contigo haré una excepción... Eso sí, ¿serías tan amable de explicarme a qué le llamas cambios telúricos, por favor?

Y en tu tercer párrafo, fíjate, tus argumentos de "yo lo percibo, yo estoy en comunicación con la Madre Natura y tú no, que eres un urbanita sin sensibilidad" se parecen bastante a los argumentos que usan los que creen que han sido tocados o bendecidos por dios o por los extraterrestres, o por quien sea. "Sí, hermanos, vosotros no podéis ver al Gran Maestro, pero el Gran Maestro habla a través de mí y yo soy sus ojos, porque yo le he visto y le he comprendido y estoy aquí para traeros su palabra".

Menos "lo he comprobado yo mismo" y más "lo he comprobado con experimentos científicos serios y publicados en revistas de verdad".

A todo esto, ¿dónde puñetas encuentras tú falacias ad hominem en mi artículo? Falacia ad hominem es acusarme a alguien de estar "encerrado en su laberinto urbano" y de vivir "enganchado(s) al aire acondicionado, a los supermercados repletos, al transporte fácil" sin conocerme. Guapete.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia