Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Redefinir la victoria

Redefinir la victoria

Existen muchos modos de vencer: se pueden obtener los mejores resultados, se pueden conseguir ciertos objetivos aunque no sean los mejores resultados, se puede ser mejor que tus contrarios y, ¿por qué no? otro método es llamar "victoria" a cualquier cosa. Supongamos ahora que usted hace un examen y obtiene un cutre 3 sobre 10. Eso, en mi pueblo y en toda tierra de garbanzos, es un suspenso como un piano, pero si usted, vía jamón ibérico, convence al profesor de que reduzca la nota mínima para aprobar a 2`5, ya tiene el aprobado que quería. Eso, básicamente, es lo que están intentando los generales de George W. Bush, el Carnicero de Texas.

Como lo de Irak iba a ser un paseo y se ha convertido en un via crucis, pues ahora hay que arreglar el tema para poder volvernos a casa, dejando aquello como un solar y sin que nadie nos venga a decir a qué coño viniste. ¿Y qué mejor solución que "rededinir la victoria"? Hala, cual Académico de la Lengua, nos disponemos a cambiar la definición del término y santas pascuas. A partir de este momento, "Victoria" significará "Proponer hacer algo, gracias a unos argumentos poco convincentes, luego demostradamente falsos, hacerlo en mucho más tiempo del previsto, con muchos más gastos y problemas de los planificados y no llegar a terminarlo". Eso será una Victoria.

Los universitarios de los Estados Unidos tienen una oportunidad de oro de doctorarse en cualquier cosa sin necesidad de estudiar: basta con decir que, al igual que su Presidente, estamos "redefiniendo el aprobado". Los contribuyentes, cuando les salga positiva la declaración de la renta, deberían negarse a pagar, porque han "redefinido el resultado" y, fíjate, les sale a devolver. Y que no multen a nadie por exceso de velocidad, que se puede "redefinir el cuentakilómetros" y 100 millas por hora es ir a una velocidad moderada. Y así, ad náuseam.

El Señor Bush y sus generales son un signo inequívoco de los tiempos en los que nos ha tocado vivir. Si algo sale mal, no hay más que cambiarle el nombre, y ya está bien.

En fin, entre esto y lo de que ahora las vacas también darán la leche desnatada, voy a acabar como mi amigo Groucho, pidiendo que paren el mundo que yo quiero apearme.
El Amo del Calabozo

2007-05-29 08:43 | Categoría: | 2 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/49814

Comentarios

1
De: Anónimo Fecha: 2007-05-30 13:14

"que paren el mundo que yo quiero apearme" Ops, convencidísimo de que esto era de Mafalda. Aunque igual es que has redefinido a Quino o a G.Marx.



2
De: El Amo del Calabozo Fecha: 2007-06-02 06:29

Pues mira, he estado paseándome por la red a ver si la frasecilla es de Groucho o de Mafalda y encuentro disparidad de opiniones al respecto. Da lo mismo: un tío bigotudo con un puro en la boca y una niña cabezona abrazando un globo terráqueo acaban siendo tan parecidos en el Laberinto Postmoderno, que da igual quién dijera qué.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia