Laberinto Postmoderno
Bienvenido al Laberinto Postmoderno. Rescata a la Razón de su Mazmorra, donde la han metido el Relativismo y la Postmodernidad. ¡Únete a los aventureros de la Razón y combate al Dogma y la Credulidad!
Inicio > Historias > Circunloquios

Circunloquios

Hace un par de días andaba yo leyendo un informe de los que se hacen en el réfor para enviarlos a dios sabe qué organismo o institución, cuando me percaté de que, en apenas tres frases, se leían varias expresiones del tipo "iniciar acciones formativas" o "dar por finalizada la medida". No pude reprimir un esbozo de sonrisa que al autor del informe no le pasó inadvertida, y me preguntó qué pasaba. Yo le dije que qué sentido tenía decir "iniciar acciones formativas" cuando perfectamente podemos decir "formar". Por supuesto, "dar por finalizada" significa exactamente lo mismo que "finalizar". Mi colega se encogió de hombros y dijo "este lenguaje es así".

Siempre me ha sorprendido la capacidad que tenemos los seres humanos de copiar y transmitir formas culturales de unos a otros, base ésta de todo progreso humano, pero también de toda estupidez que acaba por convertirse en costumbre. Y para una servidora, que considera que no es lo mismo escribir en un blog que enviar informes que determinarán el futuro inmediato y lejano de las personas, eso de usar circunloquios sin sentido, le parece de una frivolidad sin límites.

Este tipo de lenguaje, muy común en lo que podríamos llamar "acción social", sea eso lo que el lector quiera entender, solamente tiene una explicación lógica: transformar el mensaje para hacerlo más grandilocuente e importante de lo que realmente es. El contenido del mensaje es el mismo: "este chico necesita formarse antes de que nos lo pongan en libertad", pero en lugar de esa sencilla frase, nos la transforman en "debemos realizar acciones formativas con el menor de cara a dar por finalizada su medida". Una manera bastante burda, a mi entender, de explicar las cosas.

Y este lenguaje, lleno de perífrasis carentes de todo sentido, abunda por todas partes, y me atrevería a acusar al lenguaje periodístico de causarlo y alimentarlo durante años. ¿Se han parado alguna vez a analizar la morfosintaxis de las palabras que usan los periodistas? Quizá los deportivos sean los que más claramente usan este recurso lingüístico que, tras años y años de abuso, ha terminado solamente por ser evitable, sino que me parece imperioso terminar con él. "Da comienzo (por comenzar) el encuentro y el colectivo de aficionados (por los aficionados) comienzan a proferir cánticos (por cantar) mientras el trío arbitral (por los árbitros) se dirigen al círculo central (por el centro del campo)".

Entiendo que en una retransmisión deportiva haya que rellenar mucho tiempo para contar cosas que suceden muy deprisa y que, por lo tanto, usar palabras extra puede tener su sentido, pero en un informe que habla de la vida y el posible devenir de un ser humano, creo que no es justificable. Así sucede que con expresiones como "hacer presencia", "iniciar conversaciones", "generar acciones" y demás, no se consigue nada, salvo aturullar al receptor del mensaje, que debe traducir, de modo completamente intuitivo qué puñetas es lo que tratan de venderle. Al margen de lo adecuado o inadecuado del contenido, el continente se hace imperdonablemente vulgar.
El Amo del Calabozo

2008-02-28 18:10 | Categoría: | 0 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://laberintoposmo.blogalia.com//trackbacks/55917

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.188.64 (179cd66b12)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

ARP-SAPC

Siempre Ganamos Algunos Euros.

Blogalia

Blogalia